Operativo del Sheriff en línea azul del metro

La intención es reforzar la seguridad para evitar más muertes y accidentes causados por peatones y automovilistas que desobedecen las señales
Operativo del Sheriff en línea azul del metro
Una oficial interviene con un ciudadano durante este esfuerzo por mejorar la seguridad.
Foto: La Opinion / Ciro Cesar

Sólo en un tramo de siete millas de la línea azul del metro, de las estaciones Florence a Artesia, se han registrado 24 muertes en los últimos diez años. Muchas de las fatalidades, afirman las autoridades, ocurrieron por peatones y automovilistas que desobedecieron los señalamientos alrededor de las vías.

En ese segmento, que abarca una zona habitada mayormente por latinos y afroamericanos, agentes del Sheriff y la Policía de Los Ángeles realizan hoy un operativo especial con el fin de reforzar la seguridad en esa ruta y evitar más fatalidades.

Apenas a la salida de 17 motociclistas de la estación Florence de la Línea Azul, Ofelia Crisantos recibió una infracción por cruzar las vías del tren cuando la barrera de seguridad estaba descendiendo, porque un tren estaba a punto de pasar. Iba a toda prisa detrás el autobús y trató de esquivarlas.

“[La pluma] no se había bajado todavía, pero ellos [los agentes del Sheriff] dicen que sí”, reclamó esta mujer que ahora debe una multa de $100. “Es la primera infracción que me dan aquí”, dijo.

El año pasado cerca de 10,000 infracciones se extendieron por violaciones relacionadas con la seguridad en los trenes de este condado. Casi la mitad fueron impuestas por agentes en motocicleta, principalmente por ignorar las señales de advertencia, no obedecer las barreras, detenerse sobre los rieles, cruzar ilegalmente las vías y manejar mientras se usaba el teléfono celular.

“Desafortunadamente, a pesar de nuestros esfuerzos y los de Metro [Agencia Metropolitana de Transporte], el año pasado respondimos a 23 incidentes alrededor de la Línea Azul, que fueron de trenes contra peatones o vehículos”, dijo Holly Pérez, capitana del Sheriff encargada de vigilar esa ruta.

En septiembre de 2010, un hombre que estaba en la plataforma de la estación Florence brincó a los rieles para recoger algo que se le había caído, mientras un tren se acercaba. El operador del tranvía tocó el claxon y presionó el freno de emergencia, pero no evitó golpear al pasajero.

“El tren atropelló al hombre que, afortunadamente, sólo sufrió heridas menores en uno de sus pies. Es un hombre muy afortunado; otros no lo han sido”, señaló Paul Taylor, subgerente de Metro.

La principal recomendación de las autoridades es usar el sentido común cuando se está cerca de las vías del tren. A los conductores, en particular, aconseja manejar con prudencia, evitar distractores, obedecer los semáforos, no parar sobre los rieles y mirar hacia ambos lados antes de cruzar.

“Estos simples mensajes pueden salvar vidas”, subrayó Taylor.

Debido a que la cifra de fatalidades ha crecido por los suicidios, Metro pide a los pasajeros no sólo reportar actividades sospechosas, sino a las personas que planean quitarse la vida en las vías del tren. El teléfono de la División de Seguridad en el Transporte del Sheriff de Los Ángeles es (323)563-5000.