Breves electorales

El presidente Barack Obama desafió el miércoles a los republicanos a aumentar los impuestos a los ricos.

En una aparición en Iowa con todo el estilo de una campaña, el mandatario exigió al Congreso aprobar un incremento a los impuestos para cualquiera que gane más de un millón de dólares al año.

“Si ganas más de un millón de dólares al año, debes pagar una tasa impositiva de al menos 30%. Si, por el contrario, ganas menos de 250.000 dólares, como el 98% de ustedes, sus impuestos no deben subir”, dijo Obama después de recorrer una planta de manufactura en Cedar Rapids.

Newt Gingrich dijo ayer que nunca cabildeó por Freddie Mac, aunque sí fue asesor del principal cabildero de la gran firma de préstamos hipotecarios respaldada por el gobierno.

El aspirante a la candidatura presidencial republicana dijo en entrevista con la cadena NBC que era “asesor estratégico” del cabildero, con una remuneración de 25.000 dólares mensuales y bajo un contrato que “excluía el cabildeo, punto”.

El trabajo del expresidente de la Cámara de Representantes para Freddie Mac se ha convertido en un punto contencioso de las primarias republicanas, sobre todo en Florida, uno de los estados más afectados por la crisis de la vivienda. Bajo el segundo de dos contratos entre ambos, Freddie Mac pagó a la consultoría de Gingrich 1,65 millones de dólares. Gingrich informaba a la oficina de cabildeo de la firma.

Gingrich dice que cabildear “es un negocio perfectamente legítimo”, pero que él nunca hizo ese trabajo.

La campaña republicana para la presidencia estadounidense es una competencia de “idioteces”, dijo el ex mandatario cubano Fidel Castro en una columna de opinión.

Castro reaccionó al debate en Florida por la postulación presidencial del partido republicano, donde se preguntó a las aspirantes que contienden en las primarias sus opiniones y planes respecto a Cuba. Las respuestas coincidieron en endurecer las sanciones de más de cinco décadas contra la isla y hasta fomentar “actividades encubiertas” para derrocar al presidente Raúl Castro como lo mencionó el candidato Newt Gingrich.