Cuida tus emociones durante el embarazo

El estado de salud al momento de quedar embarazada es importante, pero también lo es la situación de vida en la que te encuentres.
Cuida tus emociones durante el embarazo
Foto: Archivo

“La madre tiene una gran influencia en la vida de su hijo y esta se ejerce desde la concepción”, afirma Jenifer Linda Salinas, maestra en ciencias y psicóloga de los Centros de Desarrollo Infantil (CENDIS) y agrega: “Por eso, es importante que las madres aprendan a manejar sus estados de ánimo, ya que esto repercute en su bebé”.

Si bien es cierto que el estado de salud al momento de quedar embarazada es importante, también lo es la situación de vida en la que se encuentre la mujer al iniciarlo. Si cuenta con estabilidad económica, si tiene el apoyo familiar o incluso, si tiene la seguridad de tener acceso al servicio médico, son algunas circunstancias que podrán impactar en la tranquilidad con la que ella aborde esta etapa.

Las emociones que puede vivir una mujer tras confirmar la noticia pueden ser de muchos tipos, quizá tras el asombro, sienta una profunda felicidad o cierto temor por todo aquello que está por venir. A lo largo de la gestación, a la par de los cambios físicos, la madre tiene la oportunidad de transmitir por medio de sus cuidados y estado de ánimo, la seguridad y amor que su crío necesita.

Thomas R. Verny y Pamela Weintraub, autores del libro El futuro bebé, de Editorial Urano, explican que hay estudios que permiten asegurar que no es lo mismo ser concebido con amor que con odio, con ansiedad que con violencia: “Los resultados en los estudios cambian si la madre se siente apoyada por familiares y amigos, si no tiene adicciones, vive en un entorno estable y libre de estrés, así como si recibe una buena atención prenatal”.

Los autores enfatizan en que las primeras emociones de amor, rechazo, ansiedad o alegría se experimentan en el vientre de la madre, por lo que no hay duda de la poderosa influencia que el pequeño recibe de su progenitora.

Además de las recomendaciones básicas para el cuidado del embarazo como son la ingesta del ácido fólico o el consumo de una dieta balanceada, se encuentren aquellas que tienen relación directa con la manera que la madre responda al estrés, los conflictos o contratiempos de la vida cotidiana, ya que puede esto impactar en el bienestar de ambos.

De ahí la importancia de buscar resolver los propios problemas que puedan obstaculizar la tranquilidad y paz necesarias, para llevar en las mejores condiciones el embarazo a término. La meta es construir el mejor escenario de vida para el pequeño. A este respecto, los autores señalan que es recomendable que las mujeres y hombres que serán padres sepan que desde la gestación pueden generar un ambiente que le propicie salud a su hijo, todo influye.

Para finalizar, Jenifer L. Salinas comenta que el punto de partida de desarrollo de cualquier de ser humano es la madre, por lo que si una mujer asume su maternidad de forma madura, abrazará de forma cariñosa la responsabilidad de brindarle, en todas las formas que le sean posibles, amor a su pequeño.

Para leer:

El legado de las madres, Stephan B. Poulter, Editorial Urano.

http://www.sermexico.org.mx

“La perseverancia es el motor del éxito”

Bojorge@teleton.org.mx