Gobernador de Puerto Rico endosará a Romney

El gobernador de Puerto Rico Luis Fortuño estaría visitando el viernes la ciudad de Orlando donde se anticipa que endosará al pre-candidato presidencial a la nominación republicana, Mitt Romney.

Orlando – El gobernador de Puerto Rico Luis Fortuño estaría visitando el viernes la ciudad de Orlando donde se anticipa que endosará al pre-candidato presidencial a la nominación republicana, Mitt Romney.

Se espera que Fortuño participe de un mitin donde el ex gobernador de Massachusetts se reunirá con algunos de los líderes hispanos de su campaña en el centro de la Florida como parte de su recorrido por el estado y estrategia de solidificar la base de los votantes latinos a solo días de las primarias republicanas, pautadas para el 31 de enero.

El anuncio del mandatario en Orlando podría considerarse significativo, considerando que la población boricua se ha duplicado en el estado en la última década, mayormente en la región central, convirtiéndose en un codiciado bloque electoral para ambos partidos. Los puertorriqueños históricamente se han mantenido ambivalentes en sus preferencias políticas: por un lado apoyaron la candidatura del senador republicano Marco Rubio, la candidatura del ex gobernador Jeb Bush, pero en el 2008, apoyaron al presidente Barack Obama en las urnas.

En el condado Orange, un total de sus 150,000 residentes son hispanos y casi la mitad de ellos son puertorriqueños, según las más recientes cifras del censo. En el condado Osceola, el 60% de la población hispana también es boricua, casi un tercio del total de sus habitantes. Ante tal panorama, las campañas de los pre-candidatos a la presidencia, tanto la de Romney, como la del ex congresista Newt Gingrich, se han intensificado en las últimas semanas con una intensa propaganda publicitaria en español.

En la zona de Buenaventura Lakes, en la frontera de Kissimmee y Orlando, donde se desborda el folklore puertorriqueño en cada esquina, algunos residentes opinaron sobre la decisión de Fortuño.

Felipe “Ochenta” Méndez, de 81 años, veterano de guerra, aplaudió la decisión del gobernador y dijo que votará por Romney.

“Romney es un candidato que apoya programas sociales y económicos, algo que es comprobable. Gingrich es un déspota de ultra derecha, un conservador muy peligroso que ahora quiere ganarse a los cubano-americanos diciendo que va a acabar con (Fidel Castro)”, dijo el boricua. “El (Romney) es un candidato de ideales capitalistas que tenemos que apoyar para que este país pueda funcionar como antes. El que ofrece trabajo no es el gobierno; el gobierno está para legislar y proteger la ciudadanía”.

Por otro lado, Romney se ha mantenido en el ojo del huracán de las organizaciones pro-inmigrantes y de derechos civiles más grandes a nivel nacional por pronunciarse en contra del Dream Act, una proyecto legislativo que otorgaría la ciudadanía americana a estudiantes indocumentados que hayan entrado de pequeños al país o que estén dispuestos a enlistarse en las filas de la milicia.

“Esto es un país de leyes. Si están aquí ilegalmente están corrompiendo la ley, y si comparamos con otros países en Europa, esta es una nación benevolente”, dijo Méndez.

Pero Lourdes Guerra, residente de Orlando y representante de ventas, difiere con Méndez en cuanto al tema migratorio y la postura de Romney.

“No creo que Romney es sincero en sus intenciones, como que dice una cosa y otra. No le creo verdaderamente”, dijo Guerra. “Es cierto que los indocumentados están aquí ilegalmente, pero lo correcto es encontrar una solución compasiva y humana para ellos”.

Desde el miércoles, la campaña de Romney ha venido suavizando el tono de sus posturas en cuanto al tema, luego de que lo catalogaran de “anti-inmigrante” por proponer la “auto-deportación” de indocumentados. Sin embargo, una encuesta de CNN y la revista Time lo sitúan con dos puntos porcentuales de ventaja sobre su rival Newt Gingrich.