‘Indignados’ llevan ‘entrega inmediata’ a FedEx

Dicen que empresa líder de paquetería no paga suficiente en impuestos
‘Indignados’ llevan ‘entrega inmediata’ a FedEx
Miembros del movimiento Occupy LA interrumpen el tráfico en la intersección de Sunset y Vine, en Hollywood,

FedEx, una de las empresas líderes a nivel mundial para la entrega de paquetería, ayer recibió su propio paquete a cargo del movimiento de los “indignados” Occupy LA.

La entrega inmediata para la compañía que en 2011 tuvo ingresos por 40,000 millones de dólares, era una serie de reclamos de grupos sindicales y activistas que durante una marcha de protesta acusaron a la empresa de no pagar la parte que le corresponde en impuestos.

De acuerdo con un reporte de la organización Citizens for Tax Justice (CTJ), 249 de las 280 compañías más redituables del país no están pagando los impuestos como les corresponde, entre ellas FedEx acompañada de Pepco Holdings, General Electric, PG&E Corp., Boeing, Goldman Sachs, Yahoo, Exxon Mobil, Time Warner, Sempra Energy, entre muchas otras.

“Hoy nos enfocamos en FedEx porque pagaron menos del 1% mientras que la gente trabajadora paga hasta el 35%”, dijo Refugio Mata, portavoz de la coalición Good Jobs LA.

La protesta de ayer, realizada en la esquina de Vine y Sunset, en Hollywood, era parte de una serie de manifestaciones que se llevarán a cabo esta semana en diversas ciudades del país en contra de diferentes corporaciones que aparentemente se están beneficiando de huecos en la ley fiscal.

Los manifestantes señalaron que de 2008 a 2010, FedEx gastó 46,000 dólares diarios en cabilderos dentro del Congreso de los Estados Unidos.

“Es influencia política que está comprando para que les ayuden a no pagar más dinero de lo que les corresponde porque bloquean la ley”, explicó Mata. “Y ya estamos hartos de esa influencia porque nunca les quieren cobrar a los ricos y en cambio a quienes cobran más impuestos es a los trabajadores”.

La Opinión trató de comunicarse con las oficinas centrales de FedEx en Tennessee, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta.

Durante la marcha por el bulevar Sunset, una joven colocó un cartel sobre un cajero automático de Bank of America, otras de las corporaciones que están en la mira de Occupy LA. Al banco lo calificaban de irresponsable, porque a pesar de haber sido rescatado con el dinero de los contribuyentes continuaba realizando ejecuciones hipotecarios y préstamos abusivos.

El dinero que el gobierno deja de cobrar en impuestos, señalaron los “indignados”, ha provocado el recorte de muchos servicios y programas sociales.

“A mi me recortaron 20 horas de trabajo, eso significa menos dinero y ahora ya no ajusto para pagar los ‘biles’, me atraso con los pagos, porque es dinero que me hace falta, son 110 dólares que me rebajaron por los recortes en el gobierno”, explicó Venancio Padilla.

Como empleada administrativa en una clínica de salud, Idalia Xuncax se sumó a la protesta porque consideró que no es justo como se están cobrando los impuestos.

“Cuando hacemos un dólar de más en nuestro trabajo rápido nos cobra el ‘tax’, pero hay otros que se salen con la suya”, comentó. “El sistema de este gobierno no es justo, porque nos tienen en el suelo”.