Obama enfrentó al Congreso

Reentrenamiento de trabajadores, manufactura, reforma tributaria e inversión en energía: el discurso
Obama enfrentó al Congreso
Obama abogó por el Dream Act en su discurso sobre el estado del país. Foto EFE

WASHINGTON. D.C.- En su último discurso del Estado de la Unión antes de las elecciones, el presidente Barack Obama enfatizó la urgencia de crear empleos. Asimismo, anunció la apertura de una nueva unidad contra fraudes financieros para investigar actividades ilegales e inadecuadas.

Uno de los momentos más emotivos se dio antes de que se iniciara la jornada, cuando Obama dio un largo abrazo a la congresista Gabrielle Giffords (D-AZ), baleada hace un año.

Obama comenzó su arenga, con un mensaje similar al que entregó en Kansas en diciembre: reducir la desigualdad en el país y fortalecer la clase media.

Inmigración no estuvo ausente en el discurso. En medio de un silencio total en la Cámara Baja, Obama insistió en la aprobación del Dream Act. “Centenares de miles de estudiantes talentosos y aplicados en este país afrontan otro desafío: el hecho de que no son aún ciudadanos estadounidenses. Muchos llegaron cuando eran niños pequeños, son estadounidenses hasta la médula pero viven día a día con la amenaza de ser deportados”, enfatizó.

“Los oponentes a la acción, no tienen excusas. Deberíamos estar trabajando en una reforma migratoria integral ahora mismo. Pero si las intrigas políticas del año electoral impiden al Congreso formular un plan integral, al menos acordemos dejar de expulsar a estos jóvenes responsables que desean trabajar en nuestros laboratorios, iniciar nuevas empresas y defender a este país. Envíenme una ley que les brinde a ellos la posibilidad de ganarse su ciudadanía. La firmaré inmediatamente”, agregó.