‘Traileros’ contra el tráfico humano

Dos niñas tocaban las puertas de los camiones estacionados en una autopista de Michigan. "¿Quieres tener relaciones sexuales?", preguntaban a los choferes que descansaban del camino.
‘Traileros’ contra  el tráfico humano
El lema de los camioneros es 'Llama, salva vidas'. Muchas jóvenes buscan negocio en las zonas de descanso de los 'traileros'.
Foto: Archivo

Dos niñas tocaban las puertas de los camiones estacionados en una autopista de Michigan. “¿Quieres tener relaciones sexuales?”, preguntaban a los choferes que descansaban del camino.

Hubo quienes sí aceptaron la oferta de las menores, secuestradas diez días antes en el estado de Ohio.

Pero uno de ellos marcó al 911 para notificarlo a las autoridades. Así se desmanteló una banda que operaba en siete estados y que prostituía a más de 30 adolescentes, la mayoría de menos de 15 años.

“Una llamada salvó más de 30 vidas”, resalta Michael Shaw, vocero de la Asociación de Camioneras de California (CTA), grupo que recién se unió a la campaña nacional contra el tráfico de personas, un delito que sigue reportándose en los 50 estados del país.

Las empresas de transporte se involucraron en el combate de la llamada “esclavitud moderna”, porque la prostitución infantil, una de sus derivaciones, se registra a menudo en las zonas de descanso para vehículos de carga y otros segmentos de las carreteras; aunado a que los choferes suelen ser partícipes.

“¿Porqué haces esto?”, cuestionó Mark Brown, un chofer que tomaba una siesta en una autopista de Bakersfield, al norte de Los Ángeles, a una jovencita que le ofreció sexo por dinero. “Ella volteó la cabeza hacia un Cadillac y dijo: ‘por eso lo hago”, cuenta Brown en un video que será utilizado para capacitar a los conductores de 4,000 camioneras de California, de las cuales 1,000 están en el área de Los Ángeles.

Brown lo denunció a la policía. “Si la gente está consciente de lo que ocurre, se involucra, lo cual no requiere de tanto, sólo una simple llamada”, continua el trailero en su testimonio.

Con 27 millones de personas esclavizadas en todo el mundo, principalmente jovencitas, la trata de personas es una industria que deja ganancias de unos 32,000 millones de dólares.

“El tráfico humano es un acto diabólico que destruye las vidas de muchos niños, por eso la Asociación de Camioneras de California se ha unido al esfuerzo de educar y dar herramientas a nuestros miembros para ser parte de la solución para detenerlo, primordialmente el abuso infantil”, indicó Shaw.

Con la participación de la CTA se suman alrededor de 700,000 vigilantes en las autopistas de California a un esfuerzo que, con el lema “Llama, salva vidas”, encabeza la organización denominada Camioneros Contra el Tráfico de Personas (TAT).

El grupo ha creado la línea telefónica 1-888-373-7888 para reportar a los traficantes de personas, realiza cursos de entrenamiento en todo el país y distribuye tarjetas informativas en inglés, francés y español.

“Le pedimos a nuestros miembros que contacten a las fuerzas locales del orden a través del 911 si ellos ven algo sospechoso, como una muchacha caminando por una área de descanso de camiones o alguien que aparenta no saber dónde está”, mencionó Shaw.

“A través de esto, esperamos que nuestros choferes, quienes están en la carretera todos los días, sean parte de la solución y pongan a los traficantes y a quienes participan en ese acto, tras las rejas”, dijo.

En una grabación colocada en la página de internet de TAT se observa a un grupo de muchachas que, vistiendo minifaldas y pantaloncillos cortos, recorren un sitio destinado al estacionamiento de vehículos de carga. Desde la oscuridad de la cabina de un camión se aprecia a una jovencita que sale bajándose el vestido; otra camina descalza entre las unidades.

“Fuimos forzadas a ir de camión en camión preguntando si querían tener sexo con nosotras”, cuenta “Shani”, una de las adolescentes de Ohio que en 2005 cayó en una red de prostitución, integrada por 31 personas, la mayoría hombres afroamericanos.

La organización Camioneros Contra el Tráfico de Personas ha detectado a bandas dedicadas a la explotación sexual en Arkansas, Maryland, Oklahoma, California, Ohio, Michigan y otros estados. La mayoría de sus víctimas han sido mujeres y menores de edad.

“Mucha gente cree que la prostitución y explotación infantil ocurre en países del tercer mundo y no en Estados Unidos, lo cual no es cierto”, insiste Evan Nicholas, agente especial de la Unidad de Crímenes contra Menores de la Oficina Federal de Investigación (FBI).

En el caso de “Shani”, no fue un desconocido el que la raptó. Cuando se dirigía a un restaurante de comida rápida cercano a su hogar, en la ciudad de Toledo, Ohio, el papá de su compañera de clase le ofreció llevarla en su coche. Diez días después regresó a casa con una marca que jamás podrá quitarse.