Están a la misma altura

Tras su duelo, Municipal y Comunicaciones arriban a LA

Jugadores del Comunicaciones y de Municipal convivieron en el avión tras jugar el Clásico el miércoles.
Jugadores del Comunicaciones y de Municipal convivieron en el avión tras jugar el Clásico el miércoles.
Foto: 'CHIQUILÍN' GARCÍA / Especial para La Opin

El miércoles fueron rivales en el campo y ayer compartieron el mismo avión que los trajo a Los Ángeles.

Los jugadores del Municipal y Comunicaciones de Guatemala arribaron al Aeropuerto Internacional de esta ciudad para prerpar su duelo de mañana en el Home Depo Center.

Y es que la cuarta jornada del torneo de Liga Guatemalteca enfrentó el miércoles a ambas escuadras en la edición 265 del Clásico entre Rojos y Cremas.

El partido resultó uno de los más calientes de los últimos tiempos con dos expulsados, uno por cada bando, y el triunfo a favor de Comunicaciones por 2-0.

Al final del duelo hubo discusiones, polémica y un conato de bronca que dejó el ambiente propicio para esperar mañana una verdadera batalla campal, deportivamente hablando en el inmueble de Carson.

Los ánimos caldeados, producto del partido, no se trasladaron a la aeronave que compartieron ambas escuadras para llegar a territorio angelino.

“Dentro del campo somos rivales, pero fuera de la cancha no hay enemigos”, dijo el gerente general del Comunicaciones, Roberto Alfaro.

El jugador del Municipal, Jorge Castillo, admitió que en un principio fue raro encontrarse dentro del avión con aquellos jugadores con los que unas horas antes sostuvo una batalla a muerte.

“Nada, no pasó nada”.

“Nos encontramos, nos saludamos cordialmente y cada equipo viajó en su sector sin ningún tipo de problemas, aunque sí fue una situación curiosa que ahí queda”, comentó el mediocampista.

En la terminal aérea había un grupo de guatemaltecos que esperaban el arribo de familiares y que se emocionaron al percatarse que por la puerta de salida desfilaban los elementos de ambos conjuntos.

“Vamos rojos”, gritó Mario Ibáñez.

El residente de Los Ángeles comentó que es fiel seguidor del Municipal, pero en casa tiene problemas, ya que su esposa y sus gemelos de 13 años son admiradores fervientes de los Cremas.

“¡Uy!, no sabes cómo se ponen las cosas en la casa”, comentó el residente de los Ángeles. “Nada menos, el miércoles, después del Clásico, me tuve que aguantar las bromas y burla de mi esposa y mis hijos”.

Ibáñez explicó que por cuestiones de trabajo no podrá asistir al partido de mañana, pero expresó alegría por la visita de sus paisanos.

“Mis hijos nacieron aquí en Los Ángeles, pero a través del futbol trato de que mantengan sus raíces guatemaltecas”.

“No podemos pagar servicio de televisión por cable, pero vemos los partidos de la Liga por internet y eso hace que nos acerquemos a nuestro país, aunque sea por un rato”, aseveró.

Verónica Cortina estaba esperando por un familiar en el aeropuerto cuando se enteró de la llegada del Comunicaciones y el Municipal.

“¿De veras?”

“¿Van a pasar los dos equipos por esta puerta? ¡Qué emoción!, yo soy aficionada de hueso colorado de los Rojos, lo he sido toda mi vida”, dijo la residente de Hollywood.

Al enterarse de la noticia, la mujer, originaria del poblado de Chiquimula, preparó su teléfono para tomar fotografías de los jugadores del Municipal.

“Se las voy mandar a mi hijo, a toda mi familia”, comentó.

Al salir de de la zona de inmigración del aeropuerto, los jugadores de ambos equipos tomaron un autobús diferente para dirigirse a sus respectivos hoteles.

La convivencia cívica dentro del avión había terminado e iniciaba un nuevo capítulo en la histórica rivalidad de los dos equipos más populares de Guatemala.