Bancos de comida no se dan a basto

Más gente los busca pero los centros reciben menos productos

Bancos de comida no se dan a basto
Un voluntario llena las bolsas de frutas.
Foto: EFE

Mientras más personas buscan donaciones de víveres a causa de la situación económica, las despensas de comida gratuita reciben menos productos para repartir, como ocurre en el banco de alimentos del condado de Orange, California.

“La cantidad de personas que no tienen para comprar su comida aumenta porque la situación económica a nivel nacional está dura”, dijo a Efe Ramiro De Loza, gerente de bodegas del banco de alimentos del condado de Orange.

“Mucha gente ha perdido sus empleos y muchos han perdido hasta sus casas, por eso gente que antes nos ayudaba a repartir comida a los más necesitados hoy vienen a pedirnos ayuda también”, comentó.

Los bancos de alimentos estadounidenses son una red de organizaciones sin fines de lucro que reciben excedentes de fábricas o tiendas de distribución de comida para luego donarlos a personas que más los necesitan.

La despensa del condado Orange distribuye las donaciones a través de 340 organizaciones.

“Cada mes ayudamos a 208.393 personas; pero si comparamos que en el año de 2010 atendimos a 1,803.486 y en 2011 fueron 1,881.637 el resultado es que el año pasado aumentaron 78.151 las personas con necesidad de donaciones de alimentos solo en el condado de Orange”, indicó De Loza.

“En las cifras de alimentos recibidos en el banco tenemos registrado que en 2010 recibimos 19,322.242 libras; sin embargo a pesar de que la necesidad aumenta en 2011 a nuestra bodega entraron 18,753,247 libras lo que significa que recibimos 568.995 libras menos el año pasado que en 2010”, destacó.

De Loza explicó que por ello las bolsas con víveres llevan menos libras de comida actualmente.

“En los meses de noviembre y diciembre debido al espíritu de compartir por el día de acción de gracias o la navidad mucha gente regala comida a los más necesitados”, explicó el gerente del banco de alimentos.

“Pasados esos dos meses ya no ayudan, por eso la gente que no tiene empleo o que solo trabaja unas horas para pagar la renta o los recibos de servicios básicos sale a buscar alimentos donde los proveemos gratis a partir de enero”, indicó.

El gerente del banco de alimentos indicó que por ello pide a las personas que tienen estabilidad económica que no se olviden de ayudar a los más necesitados en estos tiempos de crisis y una manera fácil es donando el equivalente al precio de unas latas de comida en las páginas en internet de los bancos de alimentos de su condado.

“Hay casos en que las personas que necesitan víveres gratis llegan en carros Mercedes Benz, porque son profesionales que se quedaron sin empleo o ancianos a quienes no les alcanza el dinero del retiro para comprar sus alimentos”, explicó De Loza.

María Rodríguez, voluntaria de los Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), acude regularmente al banco de alimentos para llevar una despensa para aproximadamente 100 personas que reciben sus raciones en la iglesia evangélica “Living Water” y en un proyecto de viviendas de bajos recursos cerca del parque Disneylandia.

“Antes yo venía a estas bodegas y veía todo lleno de cajas de comida, pero ahora las empresas donan menos”, confirmó Rodríguez.

“Más personas nos buscan para que los pongamos en las listas para el reparto y a mí me da lástima decirles que no puedo inscribirlos, yo sé la necesidad; pero es poco lo que puedo llevar del banco de alimentos”, dijo.

De Loza explicó que con la crisis económica las empresas de alimentos que antes donaban excedentes se han inventado otra manera de generar ingresos vendiendo barato lo que les sobra a tiendas como las de 99 centavos.

“Desde hace 10 años el parque de diversiones Knott Berry Farm contribuye al banco de comida con una promoción de enero en la cual a los visitantes que donen dos latas de alimentos para la despensa del condado de Orange reciben casi el 50 por ciento de descuento”, contó De Loza sobre cómo logran contribuciones.

“El año pasado ese parque donó 45,000 libras de alimentos y hasta este día de este año nos han traído 32,000 libras”, finalizó.