Demandan a Inmigración por detener a menores

Más de 2,000 menores sin custodia fueron mantenidos cautivos en establecimientos de mayores, por períodos de hasta 450 días

Chicago.- El Centro Nacional de Justicia Inmigrante (NIJC) presentó una demanda contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para obtener información sobre más de 2,000 niños inmigrantes sin custodia, que habrían sido detenidos ilegalmente por Inmigración.

La demanda, presentada en Chicago ante un juez federal del Distrito Norte de Illinois, se basa en información parcial obtenida por el centro en 2011 bajo el Acta de Libertad de Información.

Esa información, que abarcaría a 27,000 niños detenidos entre el 1 de octubre de 2008 y el 20 de septiembre de 2010, sin padres o mayores responsables, indicaría que más de 2,000 menores fueron mantenidos cautivos en establecimientos de mayores, por períodos de hasta 450 días.

Según el documento presentado a la corte, la agencia habría rehusado dar detalles sobre edades, circunstancias y condiciones de detención de los niños.

El NIJC, que pertenece a la organización proinmigrante Heartland Alliance de Chicago, quiere analizar la información requerida para informar al público si la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) cumple con los requisitos legales sobre menores en custodia.

“La divulgación total de la información relacionada con los menores es, sin dudas, de interés público”, afirma.

Mony Ruiz Velazgo, la abogada que dirige los servicios legales del centro, dijo en un comunicado que “nos preocupan las evidencias de que el DHS pueda haber violado la ley al detener menores en instalaciones para mayores, sin acceso al asesoramiento de abogados o a servicios apropiados”.

Dijo que cuando ICE encuentra un niño inmigrante sin padres o tutores en Estados Unidos, la ley requiere que la agencia lo transfiera a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), que opera instalaciones en todo el país diseñadas especialmente para alojar menores.

Estas instalaciones ofrecen a menudo programas de orientación legal y, cuando es posible, reúnen a los niños con familiares o tutores legales.

Según la demanda, la información limitada que divulgó el Gobierno hasta el momento señala que niños menores fueron mantenidos aislados en cárceles de condados de todo el país donde ICE tiene contratos para recluir a mayores que esperan ser deportados.

Muchas de esas cárceles se ubican a cientos de kilómetros de ciudades con ayuda legal y otros servicios, agrega.

“Las condiciones de custodia de menores extranjeros a cargo de ICE violan potencialmente los derechos básicos de esos menores y las reglas del DHS”, dice el documento.

José Behar, uno de los abogados que firma la demanda, dijo en un comunicado que en momentos de represión “sin precedentes” de indocumentados, “es vital que el Gobierno sea transparente sobre sus programas y el cumplimiento de las reglas, en particular sobre el tratamiento y cuidado de los niños que son los más vulnerables”.