Belisario ahora a reivindicarse

El lanzador venezolano regresa a los Dodgers a ganarse su puesto perdido

El lanzador relevista venezolano Ronald Belisario ha llegado temprano a los entrenamientos primaverales. Digamos que muy temprano.

Ausente de los Dodgers desde el 2010 debido a problemas legales y con su visa estadounidense, Belisario obtuvo finalmente sus documentos para salir de Venezuela.

Belisario ya comenzó a entrenar en el complejo deportivo del equipo Camelback Ranch en Arizona, determinado a recuperar un puesto en el bullpen de los Dodgers.

Pero lo logrará sólo después de cumplir una suspensión de 25 juegos por violar el programa de sustancias prohibidas de las Ligas Mayores.

Belisario lanzó -sin mucha suerte- en la liga invernal de Venezuela este receso de temporada, donde tuvo una efectividad de 5.16 en 23 juegos.

Permitió 27 hits, ponchó a 21 y dio 15 pasaportes en 22 innings dos tercios.

Ahora que ha regresado, los Dodgers necesitan saber cuál Belisario estarán obteniendo. El pitcher que fue la mayor sorpresa de la campaña del 2009, o el que se convirtió en una distracción en 2010 y 2011 mientras luchaba contra supuestos problemas de adicción.

Tras lanzar exhaustivamente en ligas menores para Florida y Pittsburgh -se perdió la temporada del 2005 tras someterse a una cirugía Tommy John y todo el 2006 debido a una suspensión no especificada- Belisario fue firmado como agente libre mientras jugaba en la liga invernal de Venezuela en el 2009 por el entonces escucha de los Dodgers, Ron Rizzi (ahora con los Nacionales).

Belisario se reportó a los entrenamientos esa primavera con tres semanas de retraso debido a problemas con su visa.

Tras una aparición en relevo fue enviado a los campos de entrenamiento de liga menor, donde lució dominante en la lomita y fue llamado de nuevo.