LA demanda a empresa de inversiones

Se utilizó el dinero de 43,000 trabajadores del Ayuntamiento en bonos de alto riesgo.

El procurador de Los Ángeles Carmen Trutanich teme que este municipio ha sido víctima de una alianza ilícita entre la inversionista Northern Trust y la empresa que contrató para vigilarla, luego que el fondo de pensiones de empleados civiles perdió más de 95 millones de dólares en operaciones de alto riesgo.

Hoy la Procuraduría Municipal informó que interpuso una demanda que busca la restitución de dicha cantidad, resultado de un cambio inapropiado en su estrategia de inversión, por el cual utilizó el dinero de 43,000 trabajadores del Ayuntamiento en bonos de alto riesgo, incluidos los que respaldaron al sector hipotecario poco antes de que se desplomara.

Northern Trust, encargada desde 1991 de custodiar y administrar las inversiones del Sistema de Retiro de Empleados Civiles de Los Ángeles (LACERS), sólo estaba facultada para participar en operaciones conservadores, de corto plazo y riesgo mínimo.

“Desafortunadamente de 2006 a 2008 eso no pasó”, señaló Trutanich. “En ese tiempo la empresa le dijo repetidamente a LACERS que estaba ganando dinero”, indicó el funcionario.

“Estamos buscando la restitución completa de daños a LACERS, por todo el dinero que se perdió como resultado de este manejo inapropiado”, mencionó el procurador, quien presumió que cuando se llegue “al fondo del asunto” el monto de la pérdida por la inversión podría ser mucho más alto.

La Fiscalía alega que, aún prediciendo desde 2002 que el mercado financiero se derrumbaría, Northern Trust decidió apostar en terreno espinoso para obtener el 50% de las ganancias.

A Trutanich le ha parecido extraño que la empresa Pension Consulting Alliance (PCA), que el gobierno de Los Ángeles contrató para vigilar las operaciones de Northern Trust, no haya detectado ninguna irregularidad. Por eso decidió incluirla en la demanda, producto de más de dos años de investigación.

“Le pagamos a Pension Consulting Alliance para vigilar a Northern Trust y decirnos si estaban haciendo algo inapropiado, y ellos estuvieron dormidos o en contubernio”, expresó el fiscal.

La respuesta de la firma no se hizo esperar. “PCA no falló en el desempeño de sus funciones”, resaltó en un comunicado enviado a La Opinión. “PCA niega las acusaciones de la queja y se defenderá vigorosamente. PCA no tiene ninguna responsabilidad por las pérdidas sufridas por LACERS en su cartera de préstamos de valores”, subrayó.

Northern Trust, por su parte, puntualizó que la demanda de la Procuraduría carece de fundamento. “LACERS no perdió dinero en préstamos de bonos”, comentó su portavoz Douglas A. Holt a un diario local. El vocero recalcó que la inversionista también se defenderá del litigio de manera “vigorosa”.

El concejal Dennis Zine, presidente del Comité de Auditorías y Asuntos de Gobierno del Cabildo, considera que la misma irregularidad podría estar ocurriendo en otras municipalidades de California y el país. “Esto es lo que pasa cuando nadie vigila”, comentó el edil.

“Agradezco a la Procuraduría de la ciudad por su vigilancia, por su determinación de proteger no sólo a los empleados de la ciudad, sino a los contribuyentes de Los Ángeles que pagan estos fondos”, dijo.

La Fiscalía angelina se ha comprometido a investigar todos los fondos de pensiones de la ciudad, tarea que ahora considera como una de sus prioridades. “Los días de la falta de transparencia se han terminado en nuestro mundo de pensiones”, subrayó Trutanich.