Participan 10,000 en simulacro de terremoto en Tokio

Cerca de 10,000 personas entre voluntarios, bomberos, policías, guardacostas e incluso dotaciones de la marina estadounidense participaron en un gran simulacro de terremoto en Tokio realizado en sus principales estaciones de metro.

Tokio (EFE).- Cerca de 10,000 personas entre voluntarios, bomberos, policías, guardacostas e incluso dotaciones de la marina estadounidense participaron en un gran simulacro de terremoto en Tokio realizado en sus principales estaciones de metro.

El ensayo, que tuvo lugar a poco más de un mes de que se cumpla el primer aniversario del terremoto y tsunami que asoló el noreste del país en marzo de 2011, comenzó a las 10.00 hora local (01.00 GMT) y simuló un terremoto de 7,3 grados en la escala abierta de Richter.

Unas 138 empresas participaron en el simulacro, que tuvo como objetivo prioritario la evacuación de las personas que, ante un seísmo y corte de las comunicaciones y transportes, se encontrarían atrapados en las estaciones de metro y oficinas sin poder volver a casa.

A cada participante se le entregó una bolsa con el material que se utiliza habitualmente en caso de desastre y que incluyó un impermeable, un chaleco identificativo con la palabra “evacuación”, un parche de calor y folletos informativos con un cuestionario sobre sus datos personales.

La maniobra reunió a unas 5,000 voluntarios en la céntrica estación de metro de Shinjuku, una de las más transitadas del mundo, y otras 2,500 en la estación central de Tokio y en la de Ikebukuro, según informó la organización.

Además, en la bahía de Tokio se reunieron centenares de personas procedentes de las estaciones de metro para ser evacuadas por los guardacostas y la marina estadounidense y trasladadas a sus lugares de residencia, sobre todo a ciudades más apartadas como la vecina Yokohama.

Japón se asienta sobre el llamado “Anillo de Fuego del Pacífico”, una zona de elevada actividad sísmica, por lo que registra frecuentes terremotos.

La operación de hoy fue uno de los simulacros que tanto el Gobierno nipón como las administraciones locales acostumbran a organizar periódicamente para mantener preparada a la población ante una eventual catástrofe natural.

Solo desde el gran terremoto del 11 de marzo, que causó casi 20,000 muertos y la peor crisis nuclear en 25 años, Japón ha sufrido más de 660 réplicas de más de 5 grados en la escala abierta de Richter.