Disputa pone en riesgo salud de miles de mujeres

Aproximadamente 120,000 mujeres de bajos ingresos y sin seguro médico que reciben exámenes de seno, educación y servicios de referencias en California, están en peligro de perder el acceso a estos servicios debido a una disputa entre la fundación Susan G. Komen y el Planned Parenthood.
Disputa pone en riesgo salud de miles de mujeres
La fundación Susan G. Komen asegura que pretende canalizar todos sus recursos económicos a la lucha contra el cáncer de mama.
Foto: Archivo

Aproximadamente 120,000 mujeres de bajos ingresos y sin seguro médico que reciben exámenes de seno, educación y servicios de referencias en California, están en peligro de perder el acceso a estos servicios debido a una disputa entre la fundación Susan G. Komen y el Planned Parenthood.

La fundación decidió retirarle el apoyo económico a las clínicas de Planned Parenthood por los servicios de aborto que ofrecen.

Las clínicas de Planned Parenthood más afectas en el Sur de California están en los condados de Orange y San Bernardino, ya que reciben 120,000 dólares directamente de la fundación Komen para pagar por estos servicios. A nivel nacional, 19 clínicas de Planned Parennthood se verían afectadas.

Planned Parenthood es el proveedor de servicios de planificación familiar más grande a nivel nacional y Susan G. Komen es la fundación privada sin fines de lucro que más dinero dona para investigaciones de cáncer de seno y servicios de detección de cáncer.

“Es bien triste porque las personas que más necesitan ayuda no saben si los servicios van a continuar… a las personas en Los Ángeles queremos decirles que nosotros estamos aquí para ofrecerles los servicios y que no serán afectados”, agregó Celinda Vázquez, directora de Planned Parenthood de Los Ángeles.

En el 2008, la fundación Komen le retiró la ayuda financiera a la clínica en Los Ángeles y han tenido que buscar fondos con otras instituciones para continuar ofreciendo los servicios.

En los 20 años de cooperación entre ambas organizaciones, Komen ha donado más de 9 millones de dólares a programas de servicios médicos y educativos sobre el cáncer de seno.

Nancy Brinker, fundadora y directora ejecutiva de la fundación Susan G. Koman, dijo a través de un video publicado en su sitio de internet, que como parte de las nuevas estrategias de penetración en las comunidades han cambiado las normativas y dejarán de financiar ciertos proyectos para enfocarse en su misión de eliminar el cáncer de seno.

“Nunca cederemos ante presión política. Siempre nos guiaremos por nuestras metas de terminar para siempre con el cáncer de seno. Hacemos esto porque es nuestra promesa”, dijo Brinker, respondiendo a rumores de que su decisión se basa en la presión de grupos que han ejercido grupos antiaborto.

Durante una entrevista con la cadena de televisión MSNBC, Brinker agregó que la decisión de terminar el financiamiento se debe no sólo a que Planned Parenthood está siendo investigado por mala utilización de fondos por el Congreso, sino también porque quieren financiar directamente a proveedores de exámenes médicos.

En algunas situaciones, Planned Parenthood refiere a los clientes con otros proveedores de salud.

El presidente de la Asamblea Estatal, John A. Pérez emitió un comunicado para expresar su preocupación por la decisión de la fundación Komen.

“Estoy consternado al escuchar la decisión de la fundación Susan G. Komen de romper su relación con Planned Parenthood. Creo que esta decisión daña la misión de Susan G. Komen en su lucha por la prevención y el tratamiento del cáncer de seno”, expresó Pérez, quien agregó que por mucho tiempo ha apoyado el trabajo que realizan ambas organizaciones.

“Yo valoro profundamente el trabajo que hace Planned Parenthood de servir como red de seguridad para aquellas personas que no pueden pagar por servicios médicos integrales y de calidad. El cuidado preventivo que realizan –como exámenes de seno y Papanicolao- puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para mujeres y hombres de bajos ingresos…”, agregó el presidente de la Asamblea.

Komen dona anualmente 93 millones de dólares a organizaciones comunitarias sin fines de lucro que proveen servicios médicos a mujeres de bajos ingresos o sin seguro médico.

“Queremos que Komen analice y cambie su decisión. Nosotros queremos continuar con la cooperación que siempre ha existido en beneficio de los pacientes”, acotó Vázquez.

En el 2010, Planned Parenthood realizó 117,412 exámenes de seno en California. El 40% de los clientes son de origen latino. A nivel nacional, de los 4 millones de exámenes de seno que se realizaron, Komen financió 170,000.