‘Komen’ regresa apoyo monetario

Ya no sufrirán programas de exámenes de seno y contra cáncer
‘Komen’ regresa apoyo monetario
El rechazo generó una ola de apoyo a Planned Parenthood que recaudó $3 millones.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

La Fundación Susan G. Komen for the Cure, anunció ayer que no le retirará los fondos a Planned Parenthood para sus programas de exámenes de seno y educación en contra del cáncer.

La indignación pública que ocasionó esta decisión que le hubiera recortado unos 700,000 dólares de financiamiento generó una ola de apoyo a esta organización y en 48 horas Planned Parenthood logró recaudar 3 millones de dólares.

A través de un comunicado oficial publicado en su página web, la Fundación Komen dijo que lamenta la controversia que ha generado y se disculpó por la decisión. Esta organización recolecta fondos para investigaciones científicas a favor de encontrar una cura en contra del cáncer de seno, así como para financiar servicios médicos directos a mujeres sin seguro médico y de bajos ingresos.

“Continuaremos financiando programas existentes, incluyendo aquellos de Planned Parenthood, y mantendremos su elegibilidad para solicitar donativos futuros”, se lee en el comunicado.

El miércoles la Fundación Komen notificó a Planned Parenthood y a otras organizaciones comunitarias que no les renovaría la ayuda económica.

Planned Parenthood es el proveedor de servicios de planificación familiar más grande a nivel nacional –incluyendo abortos- y Susan G. Komen es la fundación privada sin fines de lucro que más dinero dona para investigaciones de cáncer de seno y servicios de detección de cáncer.

A nivel nacional, unas 170,000 mujeres de bajos ingresos hubieran sido afectadas por esta decisión. En California, residen 120,000 de estas mujeres que dependen de los fondos donados por Komen a Planned Parenthood.

En el 2008, La Fundación Komen le retiró la ayuda financiera a las clínicas de Planned Parenthood en Los Ángeles. Desde entonces, esta organización han tenido que buscar otras fuentes de financiamiento para continuar ofreciendo los servicios de salud, dijo Celinda Vázquez, representante de Planned Parenthood Los Angeles.

En los 20 años de cooperación entre ambas organizaciones, Komen ha donado más de 9 millones de dólares a programas de servicios médicos y educativos sobre el cáncer de seno.

Nancy Brinker, fundadora y directora ejecutiva de la Fundación Susan G. Koman, dijo esta semana que como parte de las nuevas estrategias de penetración en las comunidades, han cambiado las normativas y dejarán de financiar ciertos proyectos para enfocarse su misión de eliminar el cáncer de seno.

Brinker dijo que le retiraba el apoyo financiero a Planned Parenthood porque estaba bajo investigación en el Congreso estadounidense y porque en muchos casos no son proveedores primarios de servicios médicos, sino que refieren a los pacientes o otros proveedores.

“Nunca cederemos ante presión política. Siempre nos guiaremos por nuestras metas de terminar para siempre con el cáncer de seno. Hacemos esto porque es nuestra promesa”, dijo Brinker, respondiendo a rumores de que su decisión se basa en la presión de grupos que han ejercido grupos anti aborto.

A 48 horas de estas declaraciones y después de innumerables mensajes a través de las redes sociales y correos electrónicos –incluyendo cartas de políticos como el presidente de la Asamblea de California John Pérez-, Brinker emitió un nuevo comunicado aseverando que eliminaran los nuevos reglamentos para continuar financiando a Planned Parenthood.

Komer dona anualmente 93 millones de dólares a organizaciones comunitarias sin fines de lucro que proveen servicios médicos a mujeres de bajos ingresos o sin seguro médico.