Menos hispanos desempleados

El empleo aumentó en amplios sectores de la economía en enero
Menos hispanos desempleados
Foto: Archivo

Washington, D.C.- El índice de desempleo entre los hispanos de EE.UU. disminuyó cinco décimas en enero y se ubicó en el 10.5%, el nivel más bajo desde enero de 2009, informó el Departamento de Trabajo.

El contingente de hispanos sin empleo se redujo levemente de 2,571 millones en diciembre a 5,532 millones en enero, según el informe del Gobierno.

El empleo aumentó en amplios sectores de la economía en enero y el índice general de desempleo cayó dos décimas al 8.3%, el más bajo desde febrero de 2009, según el mismo informe.

El mes pasado la mayor economía del mundo tuvo una ganancia neta de 243,000 puestos de trabajo y las evidencias de que el sector privado contrata más empleados hacen que muchos economistas cuestionen la conveniencia del estímulo monetario de la Reserva Federal.

En su reunión de enero, el Comité de Mercado Abierto, que dirige la política monetaria de EE.UU, indicó que mantendrá hasta fin de 2014 la tasa de interés de referencia -que está por debajo del 0.25% desde diciembre de 2008- y que seguirá adelante con otras intervenciones de estímulo de la economía.

Los datos divulgados ayer por el gobierno causaron una baja en los futuros de fondos de la Reserva, en especial en los contratos que expiran en 2013 y 2014.

Los inversionistas creen que el primer aumento de los tipos de interés de la Reserva ocurrirá en el verano de 2014 en lugar de fines del año, como señaló el Comité.

Durante todo el año pasado la economía creó 1.82 millones de empleos, comparado con el informe preliminar que daba cuenta de una ganancia neta de 1.64 millones de trabajos.

Pero durante la recesión entre diciembre de 2007 y junio de 2009, el mercado laboral estadounidense perdió unos 8.4 millones de empleos.

Durante una comparecencia ayer en el Congreso, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, escuchó las críticas y advertencias de los legisladores, en particular los republicanos, que ven un peligro en la abundancia de dinero que podría acelerar la inflación si se consolida la reactivación económica.