Ordenan arresto por crimen de alumnos

GUADALAJARA, México (EFE).- La Justicia mexicana emitió órdenes de aprehensión contra ocho personas vinculadas al asesinato de cuatro estudiantes y un comerciante en diciembre pasado en Guadalajara, informó ayer el fiscal del estado de Jalisco, Tomás Coronado.

A mediados de diciembre pasado las autoridades encontraron sin vida a cuatro adolescentes y al padre de uno de ellos en fosas clandestinas en las instalaciones de la Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG), unos días después de que se denunciara su desaparición.

Al parecer, las víctimas se habían dirigido a la red estudiantil para pedir una reducción de la cuota que pagaba Armado Gómez por vender churros a la puerta de un colegio.

De las ocho presuntos involucrados en el crimen, cuatro fueron detenidos de manera preventiva a mediados de enero pasado, por lo que ya fueron puestos a disposición del juez por el delito de homicidio calificado, explicó ayer Coronado en rueda de prensa.

Los otros cuatro aún están libres; dos de ellos están acusados de homicidio calificado, mientras que los otros dos enfrentarán a la Justicia por el delito de encubrimiento, añadió.

En el grupo de arrestados hay tres menores de edad que serán procesados en el Juzgado Primero especializado en justicia integral para adolescentes de Jalisco, en el oeste de México.

El cuarto detenido fue identificado por las autoridades como Gerardo Godoy Solano, alias “El Sihua”, de 19 años, quien fue trasladado ayer al penal de Puente Grande.

Tras su arresto en enero junto a los tres menores de edad, “El Sigua” admitió que era acompañante y ayudante del presidente de ese sindicato estudiantil, David Castorena, quien habría presenciado las inhumaciones.

Según las declaraciones, los otros tres adolescentes se encargaban de coordinar las campañas que la organización estudiantil lleva a cabo en escuelas secundarias y ayudaron a cavar las dos fosas en las que fueron depositados los cuerpos.

Las órdenes de aprehensión de hoy se suman a las emitidas contra Castorena y el presidente estudiantil electo, Israel Mariscal, luego de que no se presentaron ante la Fiscalía para declarar en torno al caso.

La FEG, que reúne a estudiantes de escuelas públicas de Jalisco, ha sido acusada en diversas ocasiones de cobrar cuotas a los comerciantes ambulantes que ofrecen sus servicios afuera de escuelas y dependencias públicas.

Esta agrupación y la Federación de Estudiantes Universitarios, afiliada a la Universidad de Guadalajara, son rivales y en varias ocasiones se han desatado disputas, incluso con armas de fuego, entre sus miembros.