Recopilan 200 años de historia indígena

Importante hallazgo arqueológico de tribu Gabrieleno/Tongva en San Gabriel
Recopilan 200 años de historia indígena
Un arqueólogo trabaja en el asentamiento indígena hallado sobre la calle Main en Mission Road y la Ramona en San Gabriel .
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

Mas de veinte mil objetos históricos que incluyen monedas de plata y cobre, huesos de animales y un molino de agua han sido encontrados en un lote junto a la Misión de San Gabriel.

Según arqueólogos, esta excavación, la cual es dirigida por la Autoridad de Construcción del Corredor Alameda Este (ACE), es uno de las más importantes hallazgos en la región y ofrece una ventana al mundo del pasado en las vidas de los indígenas Gabrieleno/Tongva, quienes eran los primeros pobladores de la región de Los Ángeles.

“Una cosa es leer la historia [de los primeros pobladores] y otra cosa es poder apreciar la historia por medio de los objetos que hemos desenterrado” comento Isela Aguirre, vocera de ACE.

Entre los objetos que han encontrado figuran azulejos de origen europeo, cerámica de barro, monedas, herramientas de piedra de indígenas locales, así como fundaciones de estructuras y un molino de agua utilizado para moler granos.

Los primeros objetos fueron encontrados en diciembre pasado, cuando ACE se preparaba para la construcción de un derecho de paso del ferrocarril en un lote que era parte del extenso predio de la Misión de San Gabriel, fundada en 1771.

Desde entonces, ACE contrató a varios arqueólogos y miembros de la tribu Gabrieleno/Tongva, quienes supervisan las excavaciones.

El sitio arqueólogico está localizado en la calle Main y Mission Road en la ciudad de San Gabriel.

Esta área fue un día, hace mas de doscientos años, el centro de una gran comunidad agrícola de indígenas y españoles que precedieron el establecimiento de la ciudad de Los Ángeles.

Según Marina Adame, una de las arqueólogas que supervisa la excavación, esto es un hallazgo que revela mucho sobre el pasado de esta región. “Es increíble y asombroso poder ver cómo estas vidas del pasado, ahora vuelven a contar historias por medio de sus pertenencias”, comenta Adame, mientras sostiene en sus manos un azulejo de barro con la impresión de una pata de perro.

“He estado en muchas excavaciones, pero esta es la más emocionante” comenta la arqueóloga originaria del Este de Los Ángeles.

Entre las prioridades del grupo está la preservación de el molino de agua, que fue construido por un hombre llamado Josep Chapman, quien era un pirata capturado por los españoles que pagó su condena construyendo molinos en California. Este hombre, conocido por muchos como “el pirata bueno” pasó de ser prisionero en la misión de San Gabriel, a convertirse en cristiano y ayudar a los indígenas del área.

El proyecto de construcción, el cual dio el descubrimiento de los artefactos, se extiende en una sección de 2.2 millas; este descubrimiento es apenas el principio.

Según Aguirre, es muy probable que se encuentren muchos más objetos en el futuro y hay mención de leyendas relacionadas con cofres de oro que supuestamente desaparecieron en esta área.

“Hay muchas leyendas, dicen que hubo una rebelión de indígenas y se llevaron el oro que los españoles escondían en la misión, pero quién sabe si son puros cuentos” comenta la portavoz de ACE.

“También dicen que habían pasadizos secretos escondidos debajo de la misión, pero hasta el momento no hemos encontrado nada”, comenta Aguirre y recalca que las excavaciones apenas empiezan.