Arrestan a seis indignados en desalojo de campamento

Tras varios intentos a lo largo de la semana, la policía de Washington logró desmontar el campamento de indignados en la céntrica plaza McPherson de la capital, no sin antes arrestar a seis “ocupantes” que se resistían a abandonarlo.

Washington (EFE).- Tras varios intentos a lo largo de la semana, la policía de Washington logró desmontar el campamento de indignados en la céntrica plaza McPherson de la capital, no sin antes arrestar a seis “ocupantes” que se resistían a abandonarlo.

El portavoz de la policía de parques de Estados Unidos, David Schlosser, aseguró que cuatro de los arrestos se produjeron porque los indignados se negaban a alejarse de la tienda de campaña que cubre la estatua ecuestre situada en el centro de la plaza, informó la radio local WTOP.

Otros dos activistas fueron detenidos por cruzar un cordón policial.

Docenas de agentes de policía con uniformes antidisturbios llegaron a la plaza antes del amanecer para ejecutar las órdenes que impiden acampar en la plaza, ignoradas por los activistas del movimiento “Ocupa DC” a lo largo de esta semana.

“No estamos expulsando a la gente del parque. Sólo estamos pidiéndoles que cumplan la ley”, dijo el capitán de la policía de parques, Phil Beck, según el diario Washington Post.

Según las órdenes, se permite a los indignados permanecer en el parque las veinticuatro horas del día, pero no levantar tiendas de campaña durante la noche.

Lejos de abandonar la plaza, los indignados levantaron el lunes una gran carpa de lona azul, bautizada “La tienda de los sueños”, que cubría la estatua del general James Birdseye McPherson, cuyo rostro estaba tapado con una máscara del movimiento Anonymous.

Tras una larga negociación, los manifestantes acordaron desmontar la gigantesca tienda, y algunos de ellos sugirieron preservarla en el Museo de Historia Estadounidense de Washington como parte del legado del movimiento indignado.

La inspección de las tiendas de campaña se produjo sin grandes incidentes y la policía no utilizó medidas extraordinarias para sacar a los ocupantes de las lonas, según el Washington Post.

La operación obligó, sin embargo, a cerrar durante horas varias calles del centro de la capital.

Una vez desmontada la gigantesca tienda en el centro de la plaza, agentes equipados con uniformes de protección por materiales peligrosos se acercaron a la estatua para limpiarla, mientras algunos manifestantes reclamaban quedarse con la lona.

“Para nosotros no es sólo una lona, es nuestra tienda, es nuestra Tienda de los Sueños”, gritaba uno de los manifestantes.

Las primeras protestas del movimiento Ocupa en Washington empezaron en octubre y, desde entonces, están activos dos campamentos en el centro de la capital estadounidense- el de McPherson Square y el de Freedom Plaza.

El alcalde de Washington, Vicent Gray, pidió el pasado 12 de enero el desalojo de al menos el campamento de McPherson, al haber detectado problemas de salud, riesgo de incendio y exceso de ratas.