Art Decó vibra en Miami Beach

La original arquitectura que alberga el distrito Art Decó de Miami Beach, una ciudad que ofrece mucho más que sol y playa, protagonizó hace unas semanas el Art Deco Weekend, que celebró su 35 aniversario con exposiciones, cine, música en vivo, conferencias y visitas guiadas.
Sigue a La Opinión en Facebook
Art Decó vibra en Miami Beach
La ciudad ha sabido preservar con celo y acierto más de un millar de edificios.
Foto: EFE

MIAMI, Florida.- La original arquitectura que alberga el distrito Art Decó de Miami Beach, una ciudad que ofrece mucho más que sol y playa, protagonizó hace unas semanas el Art Deco Weekend, que celebró su 35 aniversario con exposiciones, cine, música en vivo, conferencias y visitas guiadas.

La estética del art decó ha devenido casi en objeto de culto en esta ciudad que ha sabido preservar con celo y acierto más de un millar de edificios en un distrito convertido hoy en un museo vivo y vibrante, revitalizado.

Responsable principal de estos logros es la Asociación para la Preservación del Diseño de Miami (MDPL), fundada en 1976 y considerada la más antigua sociedad especializada en art decó del mundo.

La labor desarrollada por la MDPL, que organiza desde hace 35 años la cita Art Deco Weekend, resulta “central para la revitalización y mejora de nuestra gran ciudad”, aseguró Amanda Bush, directora de mercadotecnia de esta organización sin fines de lucro.

Bush destacó la importancia de preservar estos “edificios históricos” que han transformado a Miami Beach no sólo en un lugar “verdaderamente único”, sino en un destino que atrae a “gente de todas partes del mundo”.

La icónica y bulliciosa calle de Ocean Drive, en primera línea de playa, fue el epicentro de esta multitudinaria fiesta que reivindica el valor cultural del distrito con una exposición de muebles estilo art decó, un desfile de moda, conferencias y otras actividades al aire libre.

También se proyectaron clásicos del cine negro relacionados con la ciudad, como Slattery’s Hurricane (1947), Al Capone (1959), con Rod Steiger en el papel de “scarface” Al Capone; Lady in Cement (1968) y Lenny (1974), que incluye escenas rodadas en el club nocturno Bora Bora.

Esta celebración remite a los particulares criterios estéticos del art decó de Miami Beach, que utiliza la “imaginería local para crear lo que ahora denominamos tropical decó”, comentó Mark Osterman, director de programas educativos del museo The Wolfsonian y la Universidad Internacional de Miami (FIU).

Se trata, explicó, de una estética más aligerada de ornamentación, con motivos florales caprichosos y apelaciones a la fauna y las líneas marinas que subrayan la imagen de Miami Beach como un lugar turístico de la costa.

En su opinión, el distrito Art Decó de Miami Beach constituye una simbiosis “única” entre edificios históricos de características propias y una “vibrante comunidad contemporánea” que vive en estos edificios, auténtico “legado cultural”.

Se prevía que acudieran unas 200,000 personas a esta fiesta de tres días que congrega a turistas y residentes para disfrutar de la combinación de arte y diversión en un distrito donde cristalizan diferentes periodos del estilo art decó.

Fue precisamente la segunda fase del art decó, conocida como “streamline moderne”, que comenzó “con el hundimiento de la bolsa en 1929” y la subsiguiente depresión económica, la primera que cuajó en Miami Beach con un estilo “menos decorativo, más sobrio” y de “formas inspiradas” en la era de la máquina, puntualizó Osterman.

Para Bush, esta “geometrización” arquitectónica está muy presente en ciertos hoteles de Miami Beach con el empleo de luces de neón y el dominio de la simetría, líneas en zigzag, tejados de estructuras piramidales (zigurat) y esquinas de formas curvas, así como pisos de terrazo y construcciones de cristal y metal.

Entre los hoteles más emblemáticos de Miami Beach, aquellos en donde se plasma con mejor fortuna el espíritu de la época, figuran Park Central, Breakwater, Colony y The Marlin, los “favoritos” de Bush.

Uno de los propósitos de la celebración, explicó Bush, es que la gente que asistiera al Art Decó Weekend “experimente y aprenda” a conocer y distinguir la “arquitectura e historia” que definen este estilo.