Breves deportivas

El base novato Kyrie Irving encestó cuando restaban 15.8″ para el final, terminó con 20 puntos y dio a los Cavaliers de Cleveland una victoria por 91-88 sobre los Mavericks de Dallas.

Los Cavaliers (9-13) aprovecharon su condición de local al jugar en el Quicken Loans Arena, para derrotar a los Mavericks.

El alero Antawn Jamison colaboró con 19 puntos, mientras que el brasileño Anderson Varejao agregó doble doble de 17 puntos y 17 rebotes para Cavaliers.

El pivote Dwight Howard lideró el ataque con 27 puntos y le dio a los Magic de Orlando un triunfo como visitante por 81-85 sobre los Pacers de Indiana.

El triunfo de los Magic (15-9) les mejora la marca a 7-5 en partidos celebrados fuera de su campo.

Howard jugó 41 minutos y se convirtió en el líder encestador de una lista de solo tres jugadores con anotación de doble dígito.

Los tenistas argentinos Juan Mónaco y Carlos Berlocq disputarán la final del ATP de Viña del Mar tras superar ayer a sus respectivos rivales en semis.

Mónaco superó al francés Jeremy Chardy por 6-1 y 6-4, mientras que Berlocq hizo lo mismo ante su compatriota Juan Ignacio Chela por 6-3, 4-6 y 6-1.

El torneo ATP de Viña del Mar abre la temporada latinoamericana sobre arcilla, entrega 250 puntos al ganador y reparte 400 mil dólares en premios.

El campeón vigente Gael Monfils levantó una bola de partido y acabó imponiéndose 4-6, 7-6 (4), 6-4 sobre su compatriota francés y tercer preclasificado Gilles Simon para alcanzar la final del torneo de Montpellier.

Monfils, tercer cabeza de serie, chocará en la final con Tomas Berdych, quien se deshizo 6-3, 6-4 de Philipp Kohlschreiber.

La rusa Anna Chicherova estableció la mejor marca mundial del año en salto de altura con 2.06 metros, conseguida en la reunión alemana de Arnstadt.

Chicherova brilló con luz propia en esta reunión destinada a este concurso y aventajó en nueve centímetros a la rusa Irina Gordeyeva y la reaparecida belga Tia Hellebaut.

La estadounidense Lindsey Vonn logró ayer el triunfo en el descenso de Garmisch Partenkirchen, donde ni el gran frío (-13 grados) le impidieron ratificar su condición de dominadora de la especialidad y obtener su victoria 50 en la Copa del Mundo de esquí alpino.

Y no fue un triunfo tan fácil como podría hacer pensar la distancia de 0.41 sobre la suiza Nadja Kamer, porque al principio perdió tiempo y fue en el tramo final en el que lo recuperó, tras un descenso en el que incluso estuvo a punto de caerse.

“Es una locura. No tengo palabras”, dijo Vonn, quien admitió que 500 triunfos “es una gran marca”.