Culpable de abuso sexual gran maestro de kung fu

El hombre, de 68 años, había trabajado como policía

WHITE PLAINS, N.Y. — Frank DeMaria, quien ostenta el título de gran maestro de kung fu y tiene 68 años, fue hallado culpable hoy por abuso sexual contra niñas mientras les ofrecía clases de artes marciales en un suburbio de Nueva York.

La Oficina del Fiscal del Condado de Westchester dijo que a DeMaria, residente de Ossining, se le halló culpable de abuso sexual, de conducta lasciva entre menores y de ponerlos en riesgo.

Los fiscales dijeron que cuatro niñas, entre las edades de 6 y 11 años, reportaron que DeMaria las agarraba, las apretaba y les pegaba sus genitales durante las lesiones que les ofrecía en su escuela.

DeMaria, un policía retirado, testificó que él le pedía a sus estudiantes que patearan y golpearan a los atacantes en el área de la ingle, pero que no les pedía que se le pegaran a él. Insistió en que él les enseñaba ética, respeto y honor.

Será sentenciado el 8 de mayo y enfrenta hasta siete años en prisión.