Padres piden no remover a personal de Miramontes

Solicitarán al distrito no cambiar a maestros que no forman parte de la investigación.

El Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA), que representa a los docentes de la escuela primaria Miramontes, en Los Angeles, indicó esta mañana que cerca de 150 maestros serán removidos de este plantel, donde se ha revelado uno de los casos de abuso sexual contra estudiantes más relevante en años.

Los padres realizaron una protesta esta mañana con pancartas, y están reuniendo firmas para enviar una carta al distrito en la que solicitan que no se remueva al personal a mitad del ciclo escolar, porque afectaría el nivel académico de los estudiantes.

Esta mañana la única respuesta que han obtenido los padres de las autoridades del LAUSD, es que el asunto “está totalmente fuera de sus manos”, tras enterarse de la decisión de transferir al personal a otras escuelas, aunque no se sabe a cuáles.

Varios padres intentaron entrar a la escuela, donde se lleva a cabo una reunión a puertas cerradas con el personal docente y administrativo, pero se les negó el acceso.

El director de la escuela, Martín Sandoval, no ha querido dar declaraciones al respecto.

Hoy, el primer día de cierre de clases, decenas de padres de familia llegaron al plantel para pedir que no se transfiera a los maestros que no están involucrados en la investigación.

Según el LAUSD, serán removidas 128 personas, entre maestros, custodios y personal de cafetería, y trasladados a otras escuelas. Serían reemplazados por maestros y personal debidamente certificados y despedidos por recortes de presupuesto.