Corte de Arizona descarta a candidata con bajo nivel de inglés

La Corte de Arizona decidió que Alejandrina Cabrera no puede postularse para el puesto en la ciudad de San Luis.

Tucson (EFE).- La Corte Suprema de Arizona terminó con las aspiraciones políticas de Alejandrina Cabrera, quien no podrá postular para una puesto en el concejo de la ciudad fronteriza de San Luis porque no cuenta con el suficiente conocimiento del inglés.

“Para nosotros fue una decisión equivocada, no lo puedo creer”, dijo hoy a Efe John Minore, abogado que representada a Cabrera, quien considera que al negarle la posibilidad de que el nombre de su cliente aparezca en las boletas se están violando sus derechos constitucionales.

También, señaló, esta decisión del Supremo podría marcar un “peligroso” principio aplicable a cualquier candidato hispano que trate de postular para un puesto político en Arizona.

La decisión del máximo tribunal estatal emitida ayer ratifica la decisión del juez de la Corte Superior de Yuma John Nelson del pasado 27 de enero.

Como consecuencia, el nombre de Cabrera, una ciudadana de Estados Unidos, no aparecerá en las boletas electorales de las elecciones primarias del próximo 13 de marzo.

La candidata buscaba obtener un puesto de los cuatro disponibles en el concejo de la ciudad fronteriza de San Luis, donde, según el Censo, el 87 por ciento de sus residentes habla otro idioma además del inglés y el 98 es de origen hispano.

El equipo legal de Cabrera había argumentado que aunque el estado de Arizona requiere a los servidores públicos tener un conocimiento del idioma ingles, no indica cuál es el nivel de conocimiento del idioma exigido.

“Es una decisión equivocada, estaba convencido de que la Suprema Corte iba a fallar a nuestro favor”, aseguró el abogado.

Minore no descarta la posibilidad de que este caso pudiera llegar inclusive a debatirse ante la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, pero indicó que éste es un proceso costoso por lo que su firma está buscando un bufete más grande que pueda llevar el caso.

“Este caso solo se puede clasificar como el gobierno de una ciudad tomando acción en contra de un individuo”, dijo Minore.

El caso comenzó el pasado mes de diciembre cuando el alcalde de la ciudad de San Luis, Juan Carlos Escamilla, presentó una acción legal para que la justicia determine si Cabrera tiene el suficiente dominio del inglés requerido por la ley estatal para ocupar un puesto como concejal.

Siguiendo las órdenes de la corte y después de practicarle una evaluación, un experto determinó que Cabrera, graduada de la escuela secundaria Kofa, tenía las habilidades en inglés para sobrevivir, pero no para cumplir las responsabilidades de un miembro del concejo.

Cabrera también tuvo dificultades para responder algunas preguntas que le hizo en inglés el juez que llevó su caso.

“Estamos ante un concejo hispano que pone trabas a su propia gente”, aseguró el abogado.

Minore considera que el ataque en contra de su cliente tiene motivos políticos ya que el pasado mes de abril Cabrera recaudó firmas para destituir al alcalde después que el concejo aprobara un incremento en los servicios y despidiera a 12 empleados de la ciudad.

En entrevistas en español con medios locales, Cabrera reconoció la necesidad de mejorar su inglés pero considera que su nivel del idioma es el adecuado si se toma en cuenta que vive en una ciudad fronteriza donde la mayoría de sus pobladores hablan español.