Otra menor alega que fue víctima de Berndt

Otra niña de 10 años de edad que estudia en la primaria Miramontes le confesó ayer a su madre que ella también fue víctima de Mark Berndt cuando fue su alumna en el 2009.
Otra menor alega que fue víctima de Berndt
Los padres de la Miramonte no están de acuerdo con que el LAUSD remueva al personal de la escuela y traiga maestros nuevos.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Otra niña de 10 años de edad que estudia en la primaria Miramontes le confesó ayer a su madre que ella también fue víctima de Mark Berndt cuando fue su alumna en el 2009.

La niña, a quien llamaremos Lupita para proteger su identidad, vive con la abuela a pocas cuadras de la escuela ubicada en el sur de Los Ángeles. El padre de la niña tiene la custodia. La madre puede estar con ella cuando la menor está de vacaciones.

“Ahora en la mañana me llamó la madre de la niña para decirme que la niña le contó historias de terror de cuando el maestro la llevaba a un cuarto oscuro junto a otras tres niñas y un niño. La niña dice que el maestro les tapaba los ojos y las amarraba. Con los ojos vendados le daba ‘cookies’ (galletas) y una lechita que a ella no le gustaba”, dijo la abuela de la menor.

“La niña dice que se comía las cookies, pero que la lechita no le gustaba porque estaba como arruinada”.

La pequeña rompió el silencio cuando escuchó que el maestro está arrestado.

La abuela dijo que durante ese año escolar, ella llevó a Lupita al médico en varias ocasiones porque la niña se pasaba mal del estómago con vómitos y dolores estomacales.

Ayer, el padre de la menor fue a Kaiser Permanente a pedir los récords médicos de la niña para analizar si hay alguna conexión con el supuesto abuso que describe la menor.

“Yo no sé si creer o no lo que dice la niña. Mi hijo dice que la niña no tiene por qué inventarse todo lo que está diciendo. Yo la verdad ya no sé ni qué pensar”, dijo la abuela.

La menor contó con mucho detalle sobre los gritos de una de las niñas a quien identificó por su nombre, pero el cual La Opinión se reserva.

“La niña dice ahora que le daba terror cuando la niña gritaba… El maestro les había dicho que si no le decían a nadie sobre los juegos que tenían en el cuarto oscuro, ellas tendrían buenas calificaciones. Y, ahora que me acuerdo, la niña llevaba muy buenas calificaciones, no sé si fue por eso”, agregó la abuela.

Lupita reprobó un año escolar después de que fue alumna de Berndt. Actualmente la pequeña está en tercero aunque tendría que estar en cuarto grado.

Esta familia aún no está segura qué hará con la nueva información que les reveló la menor. La abuela no sabe si su hijo decidirá acudir a la policía o buscará un abogado.

La investigación policial en contra de Berndt, de 61 años de edad que llevaba 35 años trabajando en la escuela, comenzó en el 2010 cuando un técnico de un laboratorio fotográfico en Redondo Beach denunció lo que a él le pareció un comportamiento poco usual. Las fotos que el técnico presentó a la policía era de niños entre 6 a 10 años de edad con los ojos vendados comiendo galletas y lo que parecía un líquido lechoso.

La policía encontró más de 390 fotografías y han podido identificar a 26 menores de edad.

Esta no es la primera vez que un maestro es acusado de actos sexuales en contra de sus alumnos. En el 2005, Richard Guevara fue encontrado culpable y condenado de 15 anos a prisión de por vida.

Berndt está siendo acusado de amarrar a sus estudiantes, ponerles cucarachas en la cara y darle de comer su semen. Los supuestos crímenes sucedieron entre el 2008 y el 2010.

En 1994, una niña de 10 años denunció que el maestro intentó amarrarla. El fiscal del distrito no procesó el caso asegurando que no había suficientes pruebas.

Berndt está detenido con una fianza de 23 millones de dólares. Se espera que el caso regrese a la corte el 21 de febrero. Mientras, ayer la oficina del Fiscal del Distrito presentó tres cargos por actos lascivos contra un segundo profesor de la primaria: Martin Bernard Springer.