‘Arreglo’ en goliza argentina en ’78

Un exsenador peruano revela que todo fue un acuerdo militar por el 'Plan Cóndor'

Luego de 34 años de uno de los resultados más polémicos en la historia del futbol mundial, se dio a conocer que la goleada 6-0 de Argentina sobre Perú en el Mundial 1978, sí estuvo arreglada.

Genaro Ledesma Izquieta, exsenador peruano, informó a la justicia que todo fue parte de una compensación de la dictadura peruana, y que estuvo vinculada al “Plan Cóndor”.

El diario Tiempo Argentino publicó el revelador testimonio del exsenador ante un juez argentino.

“Por primera vez, el testimonio de un sobreviviente del ‘Plan Cóndor’ avala la teoría de que el resultado del partido en el que Argentina terminó goleando por 6-0 a Perú… fue un acuerdo entre las cúpulas militares de ambos países para mejorar la imagen de la dictadura, cuestionada por sucesivas violaciones a los derechos humanos”, señaló el rotativo.

“El exsenador declaró ante el juez federal Norberto Oyarbide que los 13 ciudadanos peruanos deportados ese año de forma ilegal por la dictadura de ese país tenían por destino ser desaparecidos en uno de los vuelos de la muerte.

Su derrotero ilegal en el país, sumado a la presión internacional, habrían motivado un acuerdo para su expulsión de la Argentina que tuvo como moneda de cambio el resultado de ese juego”, agrega la nota.

El partido denunciado se jugó el 21 de junio de 1978 por la segunda fase del Mundial disputado en Argentina.

La albiceleste debía vencer por cuatro goles para acceder a la final ante Holanda, aunque al final ganó por seis. Poco antes del partido, Videla pasó por el vestuario peruano para saludar a sus futbolistas.

El exsenador explicó que el acuerdo de Jorge Videla, dictador argentino, y Francisco Morales, dictador peruano, era que los detenidos serían arrojados desde un avión, aseguró el diario.

Sin embargo, “al salir a Francia nos salvamos”, contó Ledesma, quien a inicios de 1978 fue capturado en Perú por liderar la huelga que puso en jaque a la dictadura de su país.

“Videla nos aceptó como prisioneros de guerra con la condición de que Perú le permitiera [a Argentina] el triunfo en el Mundial”, dijo el peruano, ahora de 80 años.

Ya en el año 1998, el guardameta del seleccionado peruano, el argentino nacionalizado Ramón Quiroga, concedió una entrevista al diario La Nación, de Buenos Aires, en la que dio a entender que sospechaba de la actitud de algunos de sus compañeros.

“De los que habrán agarrado dinero, varios murieron y otros murieron para el futbol”, aseguró.

“En ese partido jugó [Roberto] Rojas, un tipo que nunca había jugado. Él se murió en un accidente… Marcos Calderón [el técnico] se cayó en un avión y se murió. En un gol, [Rodolfo] Manzo se agacha y lo deja solo. No sé ni dónde anda Manzo […]. No lo queríamos”, dijo Quiroga en la entrevista, aunque luego lo desmintió.

El “Plan Cóndor” era una organización clandestina internacional que instrumentó el asesinato y la desaparición de miles de personas opositoras a las dictaduras de Argentina, Chile, Brasil, Bolivia, Paraguay y Uruguay.