Ozzie Guillén, pez en el agua

El piloto venezolano y sus renovados Marlins darán más colorido al beisbol
Ozzie Guillén,  pez en el agua
El siempre locuaz Ozzie Guillén habla con los medios ayer en Miami.
Foto: AP

MIAMI, Florida (AP).- Los criticados uniformes de los Marlins de Miami no van a ser un problema si el equipo empieza a ganar pronto, aseguró ayer el piloto venezolano Ozzie Guillén, que se mostró optimista sobre el futuro al dialogar con la prensa a una semana de la pretemporada.

“Son feos”, dijo Guillén. “Pero si ganamos, van a ser los mejores uniformes del beisbol”.

Los Marlins cambiaron de colores, de nombre y de estadio y además emprendieron una ola de adquisiciones que incluyeron al propio Guillén, al polémico lanzador venezolano Carlos Zambrano y a jugadores agentes libres como el dominicano José Reyes, Mark Buehrle y Heath Bell.

La llegada de un torpedero dominicano desplazó a otro, Hanley Ramírez, a la tercera base y esto es un dilema aún no resuelto, reconoció el piloto.

“Creo que no está 100% convencido”, dijo Guillén. “Todavía no, ni espero que lo esté”.

Guillén dijo que habló una sola vez con Ramírez desde la llegada de Reyes, pero espera que acepte cuando se dé cuenta que le da a los Marlins las mejores posibilidades de éxito.

“Este es el equipo de Hanley”, dijo. “Estos muchachos que llegaron están aquí para ayudarlo a ganar el campeonato. No es divertido venir al estadio cuando pierdes y eso le pasó mucho a Hanley”.

Los Marlins terminaron últimos en la División Este de la Liga Nacional en 2011 y no llegan a los playoffs desde 2003. Este año, se espera que peleen por un boleto al playoff y generen mucha atención.

De hecho, el canal Showtime les dedicará su serie documental “La Franquicia”, que siguió en su primera temporada a los Gigantes, anunció ayer MLB.

Con Ramírez, el verborrágico Guillén y el controvertido Zambrano, la serie podría convertirse en una auténtica telenovela con muchos capítulos.

Zambrano dejó de ser bienvenido en los Cachorros tras pelearse con compañeros, dirigentes y árbitros. Los Marlins esperan resucitar su carrera por medio de Guillén.

“Hay gente en Venezuela que está apostando a ver cuándo es la primera vez que Carlos y yo nos peleamos”, dijo Guillén. “Hizo muchas cosas mal en Chicago, estaba fuera de control. Pero es un gran tipo, está bien físicamente, tiene hambre. Va a demostrar quién es Carlos Zambrano”.

Guillén dijo que espera ganar la División Este pese a competir con los favoritos Filis. Y si no, su equipo le pondrá color a la temporada, con esos uniformes que mezclan negro, azul, naranja y amarillo.

Alrededor de la web