¿Otra guerra?

Salen a relucir las armas nucleares en las Malvinas
¿Otra guerra?
El helicóptero en el que viaja el Príncipe Guillermo de Gales y sus compañeros para una misión militar despegando de la base aérea de Mount Pleasant, en las Islas Malvinas
Foto: . Foto EFE

Los ánimos entre Argentina y el Reino Unido siguen caldeándose a menos de dos meses del trigésimo aniversario del inicio de la Guerra de las Malvinas, con denuncias argentinas en la ONU sobre presencia de armas nucleares británicas en América Latina.

El canciller argentino, Héctor Timerman, acusó al Reino Unido ante el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, de militarizar e introducir armamento nuclear en el Atlántico Sur, una acusación a la que el embajador británico ante el organismo internacional, Mark Lyall Grant, respondió con la palabra “basura”.

Timerman subrayó también que su país quiere una solución pacífica al conflicto y que el Reino Unido responda a los llamamientos de Naciones Unidas para que ambas partes se sienten a negociar sobre la soberanía de las Malvinas, las Georgias del Sur y las Sandwich del Sur, en poder del Reino Unido desde 1833.

Ban Ki-Moon se manifestó dispuesto a mediar con ambas partes para que se inicien negociaciones reclamadas hace años por la ONU.

El fin de semana en Londres, un portavoz del Ministerio británico de Asuntos Exteriores dijo a Efe que “los ciudadanos de las islas Malvinas son británicos sin discusión y libres para determinar su futuro” y que “no habrá negociaciones con Argentina sobre soberanía, a menos que así lo deseen los isleños”.

El mismo portavoz negó que el Reino Unido este “militarizando” el Atlántico Sur y aseguró que no ha habido cambios en su política defensiva hacia las islas.

Ante Ban Ki-Moon, el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el togolés Kodjo Menan, y el presidente de la Asamblea General, el catarí Abdulaziz Al Naser, Timerman dijo que el Reino Unido ha violado el Tratado de Tlatelolco (1967) que prohíbe el armamento nuclear en América Latina y destacó que un submarino nuclear británico, el Vanguard, ha sido enviado a la región.

También señaló que “desde las Malvinas”, los británicos tienen “la capacidad de atacar a buena parte de Argentina, todo Uruguay, una parte de Chile y el sur de Brasil” con misiles Taurus, y que su poder militar en el Atlántico Sur se ha cuadruplicado.