Visita del vicepresidente chino provoca reacciones

La inversión china es de suma importancia para California.

Visita del vicepresidente chino provoca reacciones
El vicepresidente chino Xi Jinping.
Foto: EFE / MICHAEL REYNOLDS

LOS ANGELES (AP) – La visita del vicepresidente chino, Xi Jinping, a Los Angeles será un recordatorio de la gran huella que ha dejado su país en el puerto de mayor tráfico de Estados Unidos: casi el 60 por ciento de las importaciones que pasaronn por el Puerto de Los Ángeles el año pasado vinieron de China, $120 mil millones en computadoras, televisores, zapatillas y otros artículos.

Pero la visita llega en un momento político difícil en las relaciones entre EEUU y China, cuando la Casa Blanca envía mensajes mixtos sobre las políticas monetarias y comerciales y los candidatos presidenciales republicanos afirman que el presidente Barack Obama no está haciendo lo suficiente para mantener competitivo a Estados Unidos con la economía china.

La potencia asiática vende cuatro veces tantos bienes a EE.UU. como los Estados Unidos envían de regreso a China. EE.UU. envió $13.5 mil millones en exportaciones a China a través del puerto de Los Ángeles el año pasado.

En un evento sumamente cuidado, se espera que Xi tome un paseo corto a través de la terminal de China Shipping, que se extiende sobre casi 100 hectáreas, con el alcalde Antonio Villaraigosa y el gobernador Jerry Brown. China es el principal socio comercial del puerto, en las exportaciones e importaciones.

“China ha sido nuestro mercado de exportación de crecimiento más rápido”, dijo Kenneth Lieberthal, director del John L. Thornton China Center del Brookings Institution. “Supongo que insistirá en que esta relación es una calle de dos vías. Es de gran beneficio para ambas partes.”

Brown, un demócrata, dijo que quiere fomentar la relación del Estado con el próximo líder de China y fomentar la inversión extranjera en el estado.

“China tiene billones de dólares en reservas que se invertirán de manera incremental en el mundo. Me gustaría ver algo de ese dinero en California para la inversión productiva”, dijo el gobernador en una entrevista de tres minutos con la The Associated Press el miércoles.

Brown se negó a dar detalles sobre los tipos específicos de inversiones que le gustaría a China hacer en California. Definió a las cuidadosas reuniones como una construcción de relaciones.

“Somos una economía internacional y buscamos otros estados y otros países. Y como somos un estado en la costa del Pacífico, China es un socio comercial natural y quiero fomentar que lo sea en un grado máximo”, dijo Brown.

No todo el mundo celebra la llegada del vicepresidente. La Coalición de California Fair Trade, una organización no lucrativa basada en San Francisco que apoya la expansión del comercio mientras promueve la justicia económica, aprovechó la visita y emitió un comunicado para pedir a Brown “señalar a China sus prácticas comerciales depredadoras”.

“El potencial económico para el comercio con China es enorme, pero si no se ven obligados a nivelar el campo de juego, esto sólo puede ser una propuesta fallida para los trabajadores estadounidenses”, dijo el director de la coalición, Tim Robertson.

La lucha económica en la región de Los Ángeles ha tratado de atraer más inversión y turismo chinos. Villaraigosa visitó China el año pasado durante una misión comercial en Asia.

El Puerto de Los Angeles y el Puerto de Long Beach comprenden el complejo marítimo más activo de la nación.

La inversión china en EE.UU. “crearía puestos de trabajo. Esa es la prioridad número 1”, dijo Fernando Guerra, un economista internacional de Los Angeles County Economic Development Corp.

Para muchos residentes locales, el puerto es conocido por otras razones: por la contaminación del aire, por los buques y los camiones que transportan las mercancías desde Los Ángeles.