Dallas llega hoy al Garden

Los Knicks de Nueva York, que vienen de ver detenida una racha de siete victorias consecutivas, se enfrentan hoy a los Mavericks de Dallas, campeones defensores de la NBA.
Dallas llega hoy al Garden
El jugador venezolano de los Hornets Greivis Vásquez (der.) comete falta sobre Jeremy Lin (izq.) de los Knicks, durante el partido de anteanoche.
Foto: EFE / Andrew Gombert

NUEVA YORK/EDLP – Los Knicks de Nueva York, que vienen de ver detenida una racha de siete victorias consecutivas, se enfrentan hoy a los Mavericks de Dallas, campeones defensores de la NBA.

El partido se llevará a cabo en el Madison Square Garden desde la 1:00 de la tarde.

Dallas, encabezado por el alemán Dirk Nowitzki, presenta marca de 20 victorias y 11 derrotas, a apenas un juego y medio (sin incluir la acción de ayer) de los Spurs de San Antonio, líderes de la División Suroeste y con la cuarta mejor marca de la NBA.

Nueva York juega para 15-16, con marca de 7-3 en sus últimas diez presentaciones –de gran impacto esa racha, por las siete victorias hiladas de la mano del sorprendente armador Jeremy Lin- y tercero en la División del Atlántico.

MELO: SIGUE LA ESPERA

Para el partido de hoy no se espera en cancha al estelar delantero Carmelo Anthony, quien se recupera de una lesión.

“Melo, probablemente no”, dijo el dirigente de los Knicks, Mike D’Antoni, a ESPN ante la pregunta de si Anthony jugaría hoy contra Dallas.

Sin embargo, no descartó su regreso a cancha para el lunes, cuando los Knicks se miden a los Nets de New Jersey, también en el Madison Square Garden. “El lunes, podría ser”, sostuvo.

PROCESO DE LIN-TROSPECCION

Tras la derrota de anteanoche, en la que Lin anotó 26 puntos y repartió cinco asistencias pero tuvo nueve pérdidas de balón, el novato se responsabilizó a sí mismo por la derrota.

“Sólo un esfuerzo mediocre de mi parte al salir descuidado con el balón, y pues nueve pérdidas de balón, obviamente, nunca va a ser bueno para el principal movedor de pelota”, dijo Lin a The Associated Press. “Está en mí en cuando a cuidado de la pelota y el juego en general”.

“Creo que todos quieren darme el crédito por estos últimos siete partidos, por lo tanto merezco llevar la culpa de este en mi espalda y bueno así está bien”, agregó.

“Obviamente es muy decepcionante porque creíamos, yo creía que este podía ser un buen juego para que lo ganáramos”, dijo Lin.

“Pero todo mi respeto para lo que hizo Nueva Orleáns. Vinieron aquí con un muy buen plan de juego y tiraron bien y jugaron más duro que nosotros y se llevaron la victoria”.