Obligado Barcelona a imponerse hoy al Valencia

Barcelona/EFE – Tras recuperar las buenas sensaciones y encarrilar el pase a cuartos de final de la Liga de Campeones en Leverkusen, el Barcelona retoma el pulso a la Liga ante el Valencia, al que ya eliminó de las semifinales de la Copa del Rey hace apenas diez días.

Después del 1-1 de la ida, el conjunto azulgrana finiquitó la eliminatoria con un 2-0 del Camp Nou. Entonces, incluso habría podido especular con el resultado, pues un empate sin goles le hubiera clasificado para la final.

Hoy, en cambio, el empate no le servirá de nada si quiere mantener sus ya escasas opciones de reeditar el título.

El técnico Pep Guardiola tendrá que hacer cambios en la zaga para cubrir las bajas de los sancionados Javier Mascherano y Dani Alves.

Piqué recuperará la titularidad y formará en el jefe con Puyol. Abidal ocupará, como es habitual, el lateral zurdo, mientras que el joven del filial Montonya se perfila como el sustituto de Alves en el lateral derecho.

La gran incógnita del once está en saber si Xavi, baja en los dos últimos compromisos por unas molestias en el sóleo de la pierna derecha, volverá a ser el director de la orquesta azulgrana.

El de Terrassa volvió ayer a entrenarse con el grupo, pero podría quedarse fuera del equipo, al menos de inicio. Además, Guardiola recupera a Keita, que ya ha vuelto de la Copa de África, y cuenta con otros tres efectivos para la medular- Sergio Busquets, Thiago e Iniesta.

Menos dudas hay en lo referente al tridente ofensivo. Messi, que hoy cumplirá 200 partidos de Liga como azulgrana -es el más joven de la historia en conseguirlo- y Alexis parecen fijos. Cesc o Pedro son los que están mejor situados para acompañarlos.

El Valencia se desplaza al peor escenario para sus intereses de las últimas temporadas, ya que acumula cuatro derrotas consecutivas en el estadio del club catalán puesto que no puntúa allí desde la igualada a uno de la Liga 2006-2007. Además, en Camp Nou el equipo valenciano no gana desde la temporada 2003-2004, en la que se impuso por 0-1.

El Valencia llega consciente de que una derrota marcará definitivamente la tercera plaza como objetivo máximo en la presente Liga, ya que quedaría a once puntos de la segunda posición, mientras que un triunfo le situaría a cinco del conjunto catalán, que actualmente ocupa ese puesto y le daría opciones de pelear por el.