Proponen reformar impuesto a sociedades

Sigue a La Opinión en Facebook
Proponen reformar impuesto a sociedades
El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner.
Foto: AP

Washington/EFE – El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo ayer que es necesaria una rebaja del impuesto de sociedades y eliminar otras exenciones fiscales para reestructurar el sistema fiscal del país y hacerlo más justo.

El Gobierno del presidente Barack Obama propondrá reducir el impuesto de sociedades efectivo, el más alto de las economías industrializadas tras Japón, del 35 % al 28 %.

No obstante, la reforma incluiría la eliminación de gran parte de los incentivos fiscales y subsidios vigentes, lo que simplificará la estructura impositiva de las empresas estadounidenses, pero podría hacer que algunas empresas tengan que pagar más impuestos.

Según Geithner, los subsidios y resquicios en la ley fiscal para obtener exenciones son algo “fundamentalmente injusto” y añadió que los cambios forman parte de los planes del Ejecutivo para revisar el sistema impositivo estadounidense y consolidar el crecimiento.

La Casa Blanca propone para el sector manufacturero un impuesto máximo del 25 %, por debajo del actual 32 % de media.

Asimismo, por primera vez se impondrá un impuesto mínimo a la ahora de repatriar los beneficios a Estados Unidos desde el extranjero.

Asociaciones empresariales, como la Cámara de Comercio de Estados Unidos han criticado la política fiscal de Obama para las multinacionales, ya que las pone en desventaja a la hora de repatriar los beneficios obtenidos en el extranjero.

En una carta a Obama, una coalición de empresarios pidió a principios de mes al Gobierno una modernización de la estructura fiscal para empresas que las empresas nacionales puedan competir mejor en mercados exteriores.

El Gobierno de Obama, quien buscará en noviembre próximo la reelección, ha propuesto mejorar el equilibrio presupuestario con una reducción del gasto y una política fiscal que favorezca a la clase media y las pequeñas y medianas empresas.

Debido a la división en el Congreso entre demócratas y republicanos, que controlan la Cámara de Representantes, será muy complicado que se desbloqueen estas propuestas del Ejecutivo antes de las elecciones presidenciales de noviembre.