Un buen conductor para tus inversiones

que confíe en su propio producto cuando se trata de guiar tus fondos mutuos por el camino del éxito.

La selección de un buen fondo mutuo implica saber manejar una serie de factores. Entre éstos, hay uno muy importante que nos indica cuán de confiar, o no, es un fondo mutuo: la medida en que el administrador de ese fondo tiene un interés personal en que esa inversión prospere. Eso se mide mirando la cantidad de dinero que ese administrador ha invertido de su propio bolsillo -o del de su familia- en ese fondo.

Un factor como ése nos dice mucho de su interés por esa inversión, de cuánto cree o confía él o ella en su propia estrategia. Tener una cantidad considerable de dinero propio invertido en el fondo que se maneja coloca a ese administrador en una posición de socio nuestro.

Sin embargo, es asombrosa la cifra de administradores que no invierten en sus fondos: nada menos que el 46% en los fondos mutuos de Estados Unidos. Es positivo saber que cientos de administradores sí tienen más de un millón de dólares de sus propios bolsillos invertidos en el fondo que manejan… pero preocupa comprobar que miles de ellos no tienen ni un sólo centavo colocado en esas inversiones. Hoy día todo inversionista tiene acceso a esa información mediante un documento llamado Statement of Additional Information (SAI), el cual normalmente está disponible junto con el prospecto del fondo. Puedes obtenerla fácilmente en la página web del mismo o a través del sitio oficial del SEC, en http://www.sec.gov/edgar.shtml.

Precisamente, las familias de fondos mutuos con mejor tradición y prestigio son también aquellas en que más dinero invierten sus propios administradores. Por ejemplo, en el grupo Oakmark, el 100% de sus administradores tiene más de un millón de dólares invertidos en esos fondos mutuos. También en la prestigiosa familia Dodge and Cox, el 48% de sus administradores tiene invertido allí más de un millón, y el promedio en dólares de inversión entre ellos es de $665,000.

Veamos algunos fondos mutuos líderes, cuyos administradores no sólo tienen una estrategia y disciplina meritorias, sino que comen “su propia comida” al poner su dinero en el fondo mutuo que administran:

? Fairholme (FAIRX): Su administrador y 30 de sus empleados tienen un total de $150 millones de su propio bolsillo invertido en el fondo mutuo.

? Selected American Shares S (SLASX): La familia Davis tiene más de $2,000 millones de su propio bolsillo invertidos en sus fondos y especialmente en éste.

? T. Rowe Price Mid-Cap Value: Los de los fondos de la familia T. Rowe Price, tienen como promedio $245,000 de su propio bolsillo invertidos en ellos.

? Royce Premier (RYPRX): A los coadministradores les exige un mínimo de $500,000 y a los asistentes de administradores $250,000 invertidos en los fondos de la familia Royce.