Piden a UE se fortalezca ante crisis

Cualquier aumento en recursos al FMI está condicionado a ello

MEXICO, D. F. (AP).- Los responsables financieros del G20 coincidieron en que cualquier aumento en los recursos del Fondo Monetario Internacional (FMI) está condicionado a que primero Europa fortalezca su barrera anticrisis.

Una funcionaria del G20, que habló sobre los debates bajo la condición de no ser identificada, dijo el domingo a periodistas que las conversaciones entre los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales en México se han centrado en los temas asociados a las tensiones financieras en la zona euro y particularmente en su barrera anticrisis, conocida como “firewall” o “cortafuegos”.

Añadió que hay una posición coincidente entre los participantes de que es básico que haya una barrera más sólida de la que se tiene actualmente en Europa, para poder hablar de más recursos para el Fondo.

Al término del encuentro, el secretario mexicano de Hacienda y anfitrión del encuentro, José Antonio Meade, dijo que los países de la zona euro harán en marzo una evaluación sobre sus esfuerzos de estabilización, cuyo resultado “será fundamental en la decisión que el G20 tome con respecto a canalizar mayores recursos para el FMI”.

Mientras, el gobernador del banco central de México, Agustín Carstens, consideró que las evaluaciones de Europa en marzo los llevarán a tener “discusiones detalladas sobre su ‘firewall'”.

El FMI tiene prevista para abril su reunión de primavera, en la cual espera analizar los alcances de las decisiones tomadas en Europa para fortalecer sus barreras anticrisis.

En el encuentro del G20 no se abordaron los posibles montos que deberían tener el “cortafuegos” europeo ni los recursos adicionales que se le podrían inyectar al FMI.

“No se abordó el tema de montos… es un tema que va a ser secuencial, donde se irán trabajando de aquí a las reuniones de primavera del FMI en vías paralelas: primero en Europa y de eso tendremos resultados en marzo, y después, con base en esos resultados, se seguirá construyendo en el FMI”, dijo Carstens.

La funcionaria del G20 había dicho a los periodistas que hay una posición coincidente entre los participantes de que es básico que haya una barrera más sólida de la que se tiene actualmente en Europa, aunque también reconocen los pasos que ha tomado hasta ahora para enfrentar la crisis de deuda.

Mientras las delegaciones han sido cautas sobre el monto que se necesitaría para esa barrera financiera, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo ha sugerido que debería ser de al menos un billón de dólares o incluso de euros.

El actual fondo de estabilización europeo tiene recursos por 500,000 millones de euros.

Los primeros dos días de marzo, los líderes de la Unión Europea sostendrán una reunión para abordar los pasos siguientes que permitan enfrentar la crisis en la zona, incluida la posibilidad de ampliar su barrera “cortafuegos”.

Países como Brasil y Estados Unidos fueron dos de los que el sábado dijeron que Europa debería ampliar el “cortafuegos”, aunque Alemania llegó a la reunión con una posición contraria bajo el argumento de que sólo daría un estímulo a corto plazo para enfrentar la crisis de deuda en la eurozona y desincentivaría las reformas a largo plazo.

La funcionaria del G20 consideró que Alemania reconoce la necesidad de fortalecer la barrera, aunque tiene que proceder cuidadosamente para primero conseguir el apoyo legislativo para el paquete de ayuda para Grecia -que será votado el lunes por su Parlamento- para después calcular los tiempos que lleven a un posible incremento en fondos de estabilización.

El G20 ha reconocido las medidas que ha tomado Europa, como la aprobación a nivel de gobiernos de un segundo paquete de rescate financiero para Grecia por 130,000 millones de euros (unos 173,000 millones de dólares).

Grecia, uno de los países más afectados por la crisis de deuda, recibió un primer rescate por 110,000 millones de euros (unos 146,000 millones de dólares).

El G20 agrupa a las principales economías del mundo y las naciones emergentes más importantes, entre ellos Estados Unidos, la Unión Europea, Brasil y China.

En conjunto, los países del G20 representan un 90% del producto interno bruto del mundo y dos tercios de la población total. México es el país que en 2012 preside el G20.