Inter trata de evitar una crisis mayor

MILAN/AP – El presidente del Inter Massimo Moratti tiene previsto reunirse con el técnico Claudio Ranieri en un esfuerzo por reanimar a un club que anda a los tumbos en la Serie A del fútbol italiano.

Los neroazurri han perdido siete de sus últimos ocho partidos, con un empate en el otro. Tampoco han anotado en sus últimos cinco duelos.

El último tropiezo fue la derrota el domingo 1-0 de visita al Napoli.

“Voy a llamar a a Ranieri y veremos que se puede hacer”, dijo Moratti. “Quiero ver cómo está su moral y la del equipo. Hablé con él hace unos días y creía que tendríamos una reacción en lo psicológico … No vi nada de eso”.

Ranieri asumió como técnico del Inter en plena temporada, luego del despido de Gian Piero Gasperini tras la quinta fecha.

El Inter se puso en carrera por el scudetto al enhebrar una racha de ocho victorias, pero su seguidilla reciente de malos resultados le tiene en el séptimo lugar y muy lejos de los líderes.

El presidente de la federación italiana de fútbol declaró ayer que pedirá a los jerarcas de la Serie A considerar medidas que promuevan el juego limpio tras el polémico empate del fin de semana entre Milan y Juventus.

En Italia se sigue debatiendo sobre el gol fantasma del Milan el sábado pasado. Ni el árbitro ni el línea dieron como bueno el tanto de Sulley Muntari, al apreciarse con claridad que el portero Gianluigi Buffon atajó la pelota dentro de su propio arco. Buffon señaló que no le hubiese dicho nada al árbitro de haberse percatado que la pelota traspasó la raya de gol. Giancarlo Abete, presidente de la federación italiana, dijo que el partido “no fue un buen reflejo del juego limpio”.