Aprueban nueva política de incautación de autos

La reunión de hoy finalizó con la aprobación de la nueva medida.

La Comisión de Policía aprobó una nueva política para la incautación de vehículos a los conductores sin licencia.

La comisión se reunió hoy para considerar la propuesta del jefe del Departamento de Policía de Los Angeles, Charlie Beck, que flexibilizaría las multas para algunos conductores sin licencia cuyos vehículos son recogidos con grúas.

Con la propuesta de Beck, los conductores tendrían que mostrar una identificación válida, registro del vehículo y prueba de seguro para poder evitar el decomiso obligatorio por 30 días. Los conductores que se vean involucrados en un accidente, que tengan las licencias suspendidas, revocadas o que anteriormente hayan sido multados por no tener licencia no calificarían.

La oficina del abogado de la ciudad también proveerá hoy su propia interpretación legal del cambio de la política durante la audiencia.

El sindicato de policías se opone al cambio.

El jefe Beck y el alcalde Antonio Villaraigosa han reiterado que si los decomisos infunden miedo a los residentes sin un estatus migratorio, ellos no denunciarán los crímenes cuando son víctimas o testigos.

Otro motivo es la carga económica que representa para esa comunidad: por cada decomiso pierden su medio de transporte por varios días y deben pagar unos 1,500 dólares, lo cual se tradujo en un ingreso de casi 19 millones de dólares para el municipio en 2011, el segundo más alto de los últimos diez años.