MoLAA retrata la abstracción

Venezuela y España se unen en exhibición en el museo de arte latinoamericano en Long Beach

MoLAA retrata la abstracción
La artista venezolana Magdalena Fernández.
Foto: Patricia Prieto / La Opinión

Colores primarios o una paleta de tonos tierra sellan las obras del artista español Esteban Lisa, uno de los pioneros del arte abstracto en América Latina, junto con Juan del Prete y Joaquín Torres-García.

Los trabajos de este pintor -que nació en 1895 en Hinojosa de San Vicente (Toledo, España) y murió en 1983 en Argentina (país donde vivió la mayor parte de su vida)- se pueden apreciar en el Museo de Arte Latino Americano (MoLAA) de Long Beach, en la primera retrospectiva que se realiza en Estados Unidos sobre la obra de este artista.

La muestra de más de ochenta obras está compuestas de cuadros elaborados en los dos períodos artísticos de Lisa: Composición (entre los años 1930 y 1940, y cuyos trazos están enraizados en la expresión cubista) y Juego con Líneas y Colores (entre 1953 y 1978).

En este último período, el fundador de la Escuela de Arte Moderno de Buenos Aires, Las Cuatro Dimensiones, firma sus cuadros con el nombre de su perra llamada Lila, que en la filosofía hindú hace alusión a la manifestación de la divinidad en la vida del hombre, para que evolucione y crezca.

En la exposición, que muestra el arte evolutivo de Esteban Lisa, se refleja la influencia de artistas como Pablo Picasso, Joan Miró y Piet Mondrian, así como de artistas del movimiento Cobra -como Jakson Pollock-. También se aprecia la influencia de Wassily Kandinsky, artista que desarrolló un arte abstracto, sensible, espiritual y expresionista.

En las piezas de su segundo período artístico (Juegos con Líneas y Colores), se revela la visión de Lisa.

Este considera que el arte abstracto da acceso a un estado superior de conciencia cósmica, en la infinidad de “una cuarta dimensión”. Con esta filosofía, los trazos de Lisa rompen el cubismo, se abren y se mueven con libertad dentro de un espacio abierto, sin límites y con la alegría y fuerza de los colores primarios.

“En sus cuadros elaborados sobre cartón u hojas blancas de papel, Lisa muestra un mundo surrealista, un mundo de abstracción geométrica pura, un mundo de sentimientos… un mundo artístico que muchos críticos han comparado con el mundo de [Kasimir] Malevich, quien quiso llegar al punto cero de la pintura, o a la no pintura”, dijo Jorge Virgili, curador de la muestra.

Lisa consideraba que “la totalidad del universo se podía representar en un espacio de 12×12 pulgadas, por ello todas sus obras no son de gran dimensión”, expresó aquel.

Sobresalen entre sus cuadros la serie Acto espacial (1955), en la que en vez pintar con óleos usa pastel.

Creando un dialogo entre el arte abstracto moderno y contemporáneo de Latinoamérica, el MoLAA presenta la retrospectiva de Lisa al unísono con cuatro piezas de la artista venezolana Magdalena Fernández, cuyos trabajos encajan dentro del estilo del arte de la abstracción geométrica.

La muestra Magdalena Fernández: 2iPM009 expone la gigantesca pieza 2iPM009 y tres pequeñas piezas diseñadas con el concepto del arte que toma a las matemáticas como base y es ejecutado de forma minimalista.

2iPM2009 pertenece a una serie de obras que Fernández bautizó como Pinturas Móviles. La obra consiste en un video computarizado con una pieza música (de la agrupación Perpetuum Jazzlie) que se proyecta sobre un espacio de tono negro.

El video comienza con la proyección de un sinnúmero de puntos blancos que, a medida que se incrementa el volumen de la pieza musical, que simula el sonido de la lluvia, van tomando la forma de los símbolos matemáticos de menos y más para luego formar líneas verticales y horizontales que se van reproduciendo con la intensidad del volumen de la música, que llega a crear el efecto sensorial de un aguacero tropical.

La instalación de Fernández hace referencia -pero a la viceversa- al patrón de líneas blancas (horizontales y verticales) que el pintor holandés Piet Mondrian (1872-1944) innovó en 1917, con su supuesta “retícula cósmica” que representó con líneas negras pintadas sobre un espacio blanco, que bajo su concepto es la inmensidad del universo.

Al mismo tiempo, hace referencia al clima tropical que tiene la Caracas, la ciudad natal de Fernández.

“Hice [2iPM2009] con video porque quería crear una experiencia sensorial y espacial donde no hubiera estructura presente en el espacio, para que el espectador se involucrará en ella al ver la imagen o escuchar el sonido de unos elementos de la vida cotidiana que no se detiene a ver ni escuchar”, explicó a ¡holaLA! la titulada en diseño gráfico, así como también en estudios de física y matemáticas.