Más acciones contra Rápido y Furioso

Más acciones contra Rápido y Furioso
El procurador general Eric Holder.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- El procurador general de Justicia, Eric Holder, enfatizó ayer ante el Congreso que está preparado para tomar otras decisiones en relación al operativo Rápido y Furioso, antes de que se finalice la investigación del caso, si fuera necesario.

Fue un cambio en el Capitolio. La actitud de Holder al comentar el tema con los congresistas que integran el Comité de Apropiaciones, fue muy diferente a la que se ha visto en sus encuentros con el Comité de Supervisión.

Al contrario, en el marco del debate sobre el presupuesto del Departamento de Justicia (DOJ), Holder bajó las defensas e incluso se vio cómodo al discutir el operativo, que permitió el trasiego ilegal de más de 2 mil armas a México entre 2009 y 2010, bajo el alero del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF).

“No critico la legitimidad de los cuestionamientos que se están haciendo aquí, son preguntas legítimas. Ese fue un programa fallido”, comentó.

“Lo que me molesta en cierto modo, es que algo sobre lo que compartimos una preocupación, se ha transformado en un tema político”, agregó, al recordar las críticas que han llamado a su renuncia. Una medida apoyada por cerca de 100 republicanos en la Cámara de Representantes, en su mayoría republicanos.

“No he rehuido del hecho de que soy responsable del Departamento de Justicia. Pero debe notarse cuál fue mi respuesta, cuando se llamó mi atención respecto a este tema. Ordené que las prácticas envueltas en la operación fueran detenidas. Se inicio la investigación, se han realizado cambios”, dijo.

“En la pesquisa del Inspector General, tendremos una visión más global respecto a lo que pasó en Rápido y Furioso y estoy preparado para tomar otras decisiones. Entiendo mi responsabilidad de tomar acciones antes de que se finalice este reporte, si encuentro una base para hacerlo”, aseguró.

El presidente del Comité de Supervisión, Darrell Issa (R-CA), ha insistido en que DOJ sólo ha proporcionado un 8% de los documentos exigidos en el marco de la investigación sobre Rápido y Furioso, realizada por el Congreso.

Al ser consultado por los legisladores al respecto, Holder indicó que la revisión y entrega de material al Congreso es un proceso lento y engorroso. Además recalcó que han colaborado al máximo en la entrega de información.

Más aún este lunes, Issa, junto al senador Chuck Grassley (R-IA) enviaron una carta a Holder donde le exigieron más información respecto al caso del traficante de armas, Manuel Barbas, quien habría comprado suministros para traficar a México.

“Nuevos reportes indican que este puede ser un asunto relacionado con otro comprador que infiltró armas y que fueron localizadas en el lugar del crimen del agente Jaime Zapata”, dice la misiva. Esto a pesar de la supuesta investigación de la ATF sobre Barba iniciada en junio de 2010.

“No se dictó una orden de arresto contra Barba hasta el 14 de febrero de 2011, un día antes que Zapata fuera asesinado en San Luis Potosí”, concluyó la carta.

Cuestionado respecto a si hubiera tenido la oportunidad de cambiar o anular el operativo Rápido y Furioso, con anterioridad, el Procurador General aseguró que “lo hubiera modificado”.

“Permitir que las armas salgan caminando no tiene sentido, es un mal control de seguridad. Eso está en el corazón del problema. No obstante necesitamos ser agresivos y creativos, para parar el flujo de armas a México”, dijo.

Holder también fue increpado por diversos legisladores respecto a las investigaciones sobre leyes estatales que imponen más requerimientos, como identificación federal con foto, para que una persona pueda votar. Al respecto, el Procurador General insistió en que “votar no es un privilegio sino un derecho” y que en ese sentido, el proceso debe facilitarse, en lugar de contar con mayores trabas.