Romney se impone en las 2 primarias

Reconoce que triunfo en Michigan no fue 'por mucho, pero sí por suficiente'; gana Arizona

Romney se impone en las 2 primarias
Con dos victorias consecutivas anoche, Mitt Romney entra firme al Súper Martes esperando afianzarse aún más como el líder.
Foto: EFE

PHOENIX, Arizona.- Mitt Romney ganó las primarias de su partido en los estados de Arizona y Michigan anoche y la campaña primaria republicana se traslada ahora al vasto territorio de once estados que votarán el próximo Super Martes.

El triunfo de Romney en Arizona fue contundente. Lo fue menos en Michigan, apenas cuatro puntos porcentuales, una ventaja relativamente pobre para un candidato cuyo padre fue tres veces gobernador de ese estado y donde él mismo nació y pasó buena parte de su niñez.

“Hemos dado un paso firme hacia un futuro más brillante”, dijo Romney en su discurso desde Novi, Michigan, donde celebró la victoria. “Este triunfo es especial porque Michigan es el lugar donde nací y crecí, y mis padres vivieron por tantos años. Sé que no ganamos por mucho, pero ganamos por lo suficiente y eso es lo que cuenta”.

Romney, quien siempre fue considerado el favorito para la nominación pero que ha tenido dificultad en consolidar su candidatura, en particular entre los miembros del Tea Party y los evangélicos ultraconservadores, atacó como suele hacerlo en sus discursos electorales al Presidente Obama y prometió, “restaurar la economía, más trabajo, menos deuda y un gobierno más pequeño”.

En Arizona, Romney tenía la ventaja organizativa y el apoyo de prácticamente todos los grupos republicanos, incluyendo el respaldo mayoritario de la significativa población mormona que vive en este estado.

De hecho, la poca competitividad de Arizona y la importancia de Michigan hizo que los candidatos ignoraran al primero durante la última semana de campaña y se concentraran en el segundo.

Rick Santorum, quien en las últimas semanas se ha convertido en la alternativa a Romney para los ultra conservadores, alcanzó el segundo lugar en ambos estados, dejando muy atrás a los otros dos candidatos aún en la contienda: Newt Gingrich y Ron Paul.

Santorum se jactó de “llegar al patio trasero de uno de mis competidores, donde dijeron que no tenía oportunidad alguna…me alegro que examinaran los corazones de los candidatos. Sólo les digo que yo también los quiero”.

Al terminar el segundo mes de primarias y con varias votaciones ya en su haber, la competencia ahora pasa al terreno del conteo de delegados, que es el sistema bajo el cual se ganan las nominaciones presidenciales en los Estados Unidos.

Cada estado, según su población, otorga un número de delegados según diversas reglas. En este caso, el primero que llegue a 1144 es el que ganará y hasta ahora se han repartido apenas menos de 300.

En las primarias de ayer, a pesar de la lucha a muerte en Michigan, Romney y Santorum terminarán con un número parecido de delegados por la cercanía del resultado y la repartición proporcional. En el caso de Arizona, el ganador se los lleva todos.

El fuerte segundo lugar de Santorum en Michigan recibió al parecer la ayuda de muchos demócratas e independientes que se decidieron en ir a votar en la interna republicana porque en ese estado pueden hacerlo. Cada estado tiene sus reglas y en Michigan, las primarias son abiertas y no limitadas a los registrados en un partido.

Encuestas de salida estiman que el 10% de los votantes en Michigan fueron demócratas y que votaron mayoritariamente por Santorum. Entrevistas realizadas por periodistas a diversos votantes a pie de urna revelaron que muchos respaldaron a Santorum con la idea de complicar la nominación para Romney.

Muchos consideran a Santorum, un ultra conservador religioso, un candidato menos competitivo contra el Presidente Barack Obama para noviembre. La propia campaña de Santorum realizó llamadas pidiendo a demócratas que votaran por él, según reportes.

Newt Gingrich se encontraba ayer en Georgia, su estado de residencia y del que fue representante en el Congreso por años. Se considera que Gingrich debe ganar Georgia y posiblemente el otro estado sureño del Super Martes (Tennessee) para mantenerse en la contienda.

Este martes próximo hay primarias en Alaska, Georgia, Idaho, Massachusetts, North Dakota, Ohio, Oklahoma, Tennessee, Vermont, Virginia y Wyoming.