En un mes esperan cambios a decomisos de autos

Nuevo protocolo detendrá que autos de indocumentados sean incautados

El jefe de la Policía de Los Ángeles (LAPD), Charles Beck, dijo hoy que espera que en un mes entre en vigor el nuevo protocolo de decomisos de vehículos, el cual permitiría a los indocumentados que cumplan con ciertos requisitos recuperar al día siguiente un coche decomisado.

Beck confía en que la mayoría de las personas tendrán más de una oportunidad para evitar que sus autos sean incautados por 30 días y pagar $1,500, si no han sido condenados por conducir sin licencia de manejo, algo que es considerado un delito menor.

La Liga Nacional de Abogados (NLG) ha reclamado que el plan de Beck limita a una sola la cantidad de veces en que un indocumentado tendría la opción de recuperar su vehículo de un depósito, ya que los agentes seguirán emitiendo citaciones en la corte, dejando un precedente judicial en su contra.

“Si ellos han cometido un delito menor probablemente sólo tendrán una oportunidad, pero eso no pasará siempre. Eso, por supuesto, depende de la corte”, comentó esta mañana Beck, en un encuentro con medios de comunicación en las oficinas centrales del LAPD.

El jefe policiaco reiteró que su propuesta, que ha despertado sentimientos antiinmigrantes, es un asunto de “justicia” y, sobre todo, de seguridad pública, porque no impone decomisos extendidos a los coches de los indocumentados, a cambio de que éstos porten identificación apropiada, seguro y registro vehicular, no tengan antecedentes penales y traten de no involucrarse en accidentes graves.

El LAPD, sin embargo, ha sido más severo que otras ciudades de California al no conceder tiempo para que una persona con licencia pueda tomar control de un automóvil. Solo lo permitirá si el coche es detenido cerca del domicilio del dueño registrado de la unidad o si uno de los pasajeros porta una licencia emitida por el estado de California.

Por otro lado, Beck insistió en la necesidad de que el gobierno del estado vuelva a otorgar licencias de manejo a los indocumentados. “No veo la lógica de porqué alguien preferiría que la persona que conduce a un costado haya pasado un examen de manejo, tenga seguro vehicular y tenga identificación adecuada, en lugar de que no. No tiene sentido”, explicó Beck.

El plan del LAPD, que este martes fue aprobado por la Comisión de Policía de la ciudad, será revisado en unos días por el Concejo Municipal. El jefe Beck confía en que Cabildo, que no definiría el rumbo del mismo, al tratarse de un cambio de procedimiento y no de política, también le dará el visto bueno.

“Para mí ésta es una discusión directa sobre seguridad pública, sobre hacer lo que pueda como jefe de la Policía para asegurar la responsabilidad de la gente cuando manejan en Los Ángeles, y que mis agentes sean justamente equitativos en toda la ciudad”, comentó.