La reina Isabel II inaugurará JJOO

La pareja real presidirá la ceremonia de apertura de la justa el 27 de julio

LONDRES, Inglaterra (EFE).- La reina de Inglaterra, Isabel II, y su esposo, el duque de Edimburgo, inaugurarán los Juegos Olímpicos de Londres 2012, informó ayer un portavoz del Palacio de Buckingham.

La pareja real estará presente el próximo 27 de julio en el acto de apertura del evento, que se celebrará en el Estadio Olímpico, con capacidad para albergar a 80 mil espectadores.

Está previsto que más de mil millones de espectadores de todo el mundo sigan la ceremonia de inauguración de los Juegos por televisión.

La soberana británica y el príncipe Felipe también inaugurarán los Juegos Paralímpicos en ese mismo estadio el 29 de agosto.

Isabel II ya inauguró en el pasado el evento olímpico de Montreal, Canadá, en 1976 mientras que su esposo hizo lo propio, en nombre de la Reina, en los Juegos de Melbourne, Australia, en 1956.

En 1948, la última vez que se celebraron unos JJOO en el Reino Unido, fue el rey Jorge VI el encargado de inaugurar la ceremonia de apertura en el estadio de Wembley.

El mes pasado, el director artístico del acto inaugural de los JJOO de Londres, Danny Boyle, indicó que con el evento olímpico se pretende lograr que todo el mundo sienta que se trata de “los Juegos de la gente”.

Todos los atletas del equipo británico se someterán al menos a un control antidopaje durante los Juegos Olímpicos de Londres, según confirmaron ayer autoridades del Reino Unido.

La agencia antidopaje del Reino Unido, UKAD, anunció ayer que no confirmará exactamente cuántos test llevará a cabo, pero su objetivo es que cada uno de los 900 miembros del equipo británico que participan en el Juegos se sometan a las pruebas.

Al menos un 10 por ciento de los controles antidopaje se harán a través de análisis de sangre para detectar sustancias como hormonas de crecimiento y las de estimulación sanguínea como EPO.

Por su parte, el director ejecutivo del UKAD, Any Parkinson, explicó ayer que a todos aquellos que participan en deportes o disciplinas de alto riesgo, así como algunos atletas en particular, se someterán a más de una prueba antidopaje, durante la justa.