Más miedo a la gripe que a la violencia

Los turistas que viajan a México parecen tenerle más miedo a la gripe que a la violencia que genera la guerra contra el crimen organizado, según lo muestran las estadísticas de visitantes al país azteca.

Más miedo a la gripe que a la violencia
Un crucero de Carnival anclado en el puerto de Long Beach, de donde zarpó el Splendor, cuyos pasajeros fueron asaltados.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Los turistas que viajan a México parecen tenerle más miedo a la gripe que a la violencia que genera la guerra contra el crimen organizado, según lo muestran las estadísticas de visitantes al país azteca.

Debido a esa violencia que vive México, el gobierno de Estados Unidos ha emitido varias alertas, la más reciente fue hace tres semanas, recomendando no viajar a 16 estados de México.

Pero a pesar de las múltiples alertas de Estados Unidos y de los recurrentes reportes en la prensa sobre matanzas, ejecuciones y enfrentamientos armados, los turistas continúan viajando a México.

Datos de la Secretaría de Turismo de México señalan que en 2011 el 16.6% de los estadounidenses que viajaron al exterior lo hicieron a México, por encima del 15.1% que lo hizo en 2010.

“México sigue siendo el destino número uno para los estadounidenses”, dijo en entrevista para La Opinión Alonso Sumano, director de la Secretaría de Turismo de México para las Américas.

Luego de que en 2008 hubo 22.6 millones de visitantes, en el año 2009, cuando se registró la epidemia por la influenza A H1N1, el turismo cayó a 19.6 millones.

No obstante, en 2010 y 2011, años en que la guerra contra el crimen organizado se promocionó con sangre y plomo en las calles de México, el turismo se recuperó alcanzando el año pasado su máximo de visitantes con 22.7 millones de turistas de todo el mundo, el 58% de Estados Unidos.

“El 2009 no fue un año positivo, por la cuestión médica del H1N1, pero ha habido una recuperación gracias a que el 99% de los entrevistados en encuestas que hacemos, dice estar muy satisfecho de su visita, que va a regresar y que va a recomendar”, comentó Sumano.

Los turistas, refiere el Departamento de Estado, no son blanco de la delincuencia organizada, sin embargo la semana pasada 22 turistas del Sur de California fueron asaltados a punta de pistola cuando hacían un recorrido por la región selvática de Mismaloya, al desembarcar en Puerto Vallarta, en el estado de Jalisco, también enlistado sitio peligroso.

Eran pasajeros del crucero Carnival Splendor que zarpó el 19 de febrero del puerto de Long Beach en un viaje de siete días.

Aunque nadie resultó herido, los turistas fueron despojados de joyas, dinero, tarjetas de crédito, cámaras de foto y video, y hasta de sus pasaportes.

A través de un comunicado la empresa Carnival anunció esta semana que debido al incidente hará cambios en los paseos de ese crucero, suspendiendo hasta nuevo aviso los recorridos por la selva, y aseguró que reembolsará parte de lo perdido.

El diario La Jornada publicó declaraciones del director de turismo regional, José Ludwig Estrada, quien justificó el asalto al decir que el guía de turistas desvió a los extranjeros de la ruta habitual, donde según él sí hay vigilancia policíaca, además de que el recorrido se realizó por la tarde, cuando suele llevarse a cabo por la mañana.

A un mes de que inicie la Semana Santa, Alfonso Magaña ya compró sus boletos de avión para viajar a Michoacán junto con su esposa y sus dos hijos menores.

El residente del Valle de San Fernando sabe que ese estado es uno de los que está en la lista de los más peligrosos de México y a los que el gobierno de Estados Unidos recomienda no viajar.

Pero Magaña está decidido ir luego de dos años de abstenerse de visitar su tierra natal debido a la inseguridad.

“Yo soy de un rancho y creo que no es tanto así como se dice”, comentó este originario de Zacapu. “Si uno no se mete con ellos, pues no pasa nada. Sí los mira uno, pero pues no hay que meterse con ellos”.

“Los que son de México de todos modos tienen que seguir yendo”, mencionó Edson Villajuán, especialista de viajes de la agencia Panamericana Travel. “Y los estadounidenses que viajan a lugares turísticos, pues están regresando porque esos lugares son más seguros”.

Como agencia de viajes, dijo que no han visto una reducción considerable en el número de pasajeros debido a la inseguridad en México, pero sí ahora los viajeros solicitan llegar a los aeropuertos de día y no de noche.

“Ha disminuido más por la economía, no necesariamente por la ola de violencia”, agregó.

Para evitar un desaguisado, Cindy Medina prefiere hacerle caso a las recomendaciones.

“Yo acabo de ir a Los Cabos en septiembre, y ahí sí es muy seguro, pero sí es cierto que en otras partes hay mucha inseguridad, a mi me gusta mucho viajar a México, pero ahora prefiero mejor buscar otros destinos”, dijo mientras hacía sus reservaciones para viajar a Costa Rica.