Un herido en robo a banco

Un hombre que robó un banco en Chino a mano armada ayer por la mañana obligó el cierre de tres escuelas y dejó herido a un agente de la policía, según autoridades.

El agente, que patrullaba la zona alrededor del California Bank & Trust ubicado en 5455 Riverside Drive, fue el que hizo la llamada a otros oficiales a las 10:52 a.m., reportando que se habían realizado varios disparos y que estaba herido. “Es algo raro en Chino, afortunadamente”, comentó Michelle Van Der Linden, portavoz de la ciudad y el departamento de policía, sobre ese tipo de incidente.

El herido pudo manejarse él solo a un hospital local, donde estaba en condición estable, indicó Van Der Linden.

El sospechoso, con un rifle grande, enfrentó el agente mientras se iba del banco con una cantidad de dinero que no fue revelada. Se le cayó parte del dinero en el estacionamiento, dijo Van Der Linden, y huyó en un Nissan Altima de color gris oscuro.

Nadie más fue herido.

“Nuestra principal preocupación es la seguridad y el bienestar de nuestros clientes y empleados y estamos agradecidos de que estén todos ilesos”, expresó Steven Borg, vicepresidente y director de mercadeo del banco, en un comunicado.

La policía cerró las tres escuelas más cercanas al banco -la preparatoria Chino, la primaria Anna Borba y la primaria Walnut Avenue- en por alrededor de una hora y media, según Julie Gobin, portavoz del Distrito Unificado de Chino Valley (CVUSD).

“Todos estaban ansiosos pero cooperativos”, relató. “Practicamos los cierres varias veces al año para que todos estén familiarizados”.

Los cierres, conocidos en inglés como “lockdown”, han ocurrido este año escolar cuando la policía ha necesitado investigar algo en el barrio, pero “ninguno que implicara que tantas escuelas cerraran”, confirmó Gobin.

Aproximadamente 13 agentes del California Highway Patrol (CHP) asistieron con control del tráfico, dijo Mario López, portavoz de CHP.

“Como parte de la política de ayuda mutua, siempre cuando hay un tiro con un agente involucrado, oficiales de CHP están obligados a responder y ayudar, y viceversa”, explicó López.

Varias otras agencias respondieron, y el FBI está asistiendo a la policía en la investigación del robo del banco, afirmó la portavoz Laura Eimiller.

El sospechoso fue descrito como un hombre blanco entre 35 y 40 años de edad, de entre 6′ y 6’2” y entre 200 y 250 libras. Tenía una camisa azul y pantalón azul, un chaleco antibalas y una máscara. Ningún arresto se habían realizado anoche.