Duras evidencias de mujer asesinada en ducto

Joseph Pabón es el sospechoso de asesinar a sangre fría a Eridania Rodríguez
Duras evidencias de  mujer asesinada en ducto
Escena del crimen.
Foto: Archivo

Nueva York.- En el segundo día del juicio contra el puertorriqueño Joseph Pabón, sospechoso de asesinar a sangre fría a la madre dominicana Eridania Rodríguez, la Fiscalía de Manhattan llamó a declarar a dos de los 30 testigos, entre ellos la oficial del Cuartel 23, Marisol Gerena.

Gerena fue la responsable de buscar en el piso 12 la mañana del 11 de julio. La oficial indicó que revisó el sitio en construcción con una linterna y se guió en la oscuridad por un olor fétido que provenía de un conducto de aire. Al acercarse, notó una mancha formada por lo que describió como una masa roja, por lo que llamó a su sargento y salió de la habitación.

Gerena indicó que otros cinco oficiales fueron asignados para buscar en pisos.

Eridania Rodríguez, de 46 años, trabajaba para una compañía de limpieza en un edificio de la calle Rector, en donde Pabón era ascensorista.

La lista de testigos incluye expertos forenses, detectives y trabajadores del lugar en donde fue encontrado el cuerpo de Rodríguez.

Uno de los detectives a cargo del caso, explicó ante un jurado de 12, la forma en que se metió en el conducto de aire –con un espacio de poco más de dos pulgada de ancho- y vio el cuerpo de la dominicana en su interior. Detalló cómo el cuerpo fue removido mediante rotación para introducirlo en una bolsa para cadáveres. El espacio era tan pequeño que la víctima quedó de rodillas con la cabeza fuertemente presionada entre las paredes del conducto.

Dijo que al llegar dibujó un boceto del sitio que más tarde fue computarizado y tomado como evidencia. Destacó que seis huellas dactilares fueron encontradas en el ducto.

El testigo indicó que las manos y pies $Rodríguez estaban atadas con cinta de color negro y amarillo, al igual que su rostro. Luego de retirar el cuerpo, el detective bajó al sótano para tomar fotos de los vestidores de posibles sospechosos.

Fotografías de la escena fueron mostradas. Un familiar cercano a la víctima abandonó la sala al momento de exhibirse las evidencias pues no pudo contener el llanto.

Otras de las evidencias son videos registrados por las cámaras de seguridad en los que se observa a Pabón en el ascensor. Las autoridades indican que en las imágenes se puede apreciar al hombre con varios cambios de ropa al momento de la desaparición de Rodríguez. En los videos de vigilancia hay un periodo de 42 minutos en los que Pabón no aparece. Se cree que fue en este momento cuando ocurrió el asesinato.

Los investigadores creen que Pabón calculó cada movimiento, pues sabía que el lugar en donde ocultó el cadáver sería cubierto con cemento al termi$la remodelación del piso 12.