Prohibido hablar en el Tricolor

La FMF ordena a los seleccionados no declarar en su llegada a México
Prohibido hablar en el Tricolor
Oribe Peralta es rodeado por reporteros a quienes confesó: 'Nos dijeron que no diéramos entrevistas cuando llegáramos'.
Foto: AGENCIA REFORMA

MÉXICO, D.F.- A escondidas, por las puertas traseras de la terminal Dos del aeropuerto capitalino, varios integrantes de la selección mexicana emprendieron la graciosa huida ayer, al retornar de Miami, donde el miércoles perdieron 2-0 ante Colombia en partido amistoso.

Pero los reporteros se movilizaron y llegaron hasta el área de documentación, donde estaba el delantero Oribe Peralta, quien tras recibir su pase de abodar salió, y aunque fue rodeado por representantes de los medios de comunicación, en ningún momento se detuvo.

Como toda una estrella avanzó Oribe y sólo se “dignó” a declarar sobre los pocos minutos que tuvo el miércoles en la cancha del Sun Life: “La verdad que me sentí bien, Disfruté el partido [los minutos de juego], lo decide el entrenador”.

“Nos dijeron que no diéramos entrevistas cuando llegáramos, eso nos comentaron, no puedo hablar entonces”, manifestó Peralta al referirse a la medida de la Dirección de Selecciones Nacionales.

El único jugador de un equipo de la Ciudad de México, Jesús Corona, también fue retirado de la terminal aérea por una puerta alterna para no enfrentar a los medios.

Hasta la zona donde se presiona el botón de aduana para salir por completo de los trámites del vuelo también se vio a los jugadores Miguel Sabah, Gerardo Lugo y Enrique Pérez, los tres del equipo Monarcas Morelia, y luego desaparecieron, tal vez para hacer conexión por dentro y viajar a la sede de su club.

Después se dejaron ver en la misma área otros como Carlos Salcido, Damián Álvarez y Hugo Ayala (de los Tigres) y Jesús Zavala (de Monterrey), y de igual manera se perdieron entre las instalaciones.

Reporteros, fotógrafos y camarógrafos entonces se dirigieron al siguiente nivel y en esa área se volvieron a encontrar a Zavala, ya sin el uniforme de la selección.

“Me van a regañar. Después hablamos, después hablamos”, respondió apresuradamente, y ante la observación de un reportero de que ya no estaba en concentración con el Tri y que podía dar declaraciones, respondió: “Es que después nos llaman la atención”.

Tampoco se supo si llegó el entrenador nacional José Manuel de la Torre porque, coincidentemente con la derrota, los responsables de prensa de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) no agendaron conferencia de prensa.

El delantero colombiano Jackson Martínez afirmó ayer que la victoria de su selección sobre México se debió más a jugadas bien elaboradas y no por errores del cuadro tricolor.

A su llegada procedente de Miami, dijo: “Me veo en partidos de clasificación y en el Mundial”.

“La sentí [a la selección mexicana] con más ritmo de lo normal. El resultado fue algo que se dio porque fuimos más eficaces”, declaró el jugador de Jaguares en el aeropuerto.

Insistió en que “fue más acierto de Colombia [el triunfo]. En realidad México no cometió un error como para decir que ganamos por los errores de ellos, fue de jugadas generadas y un mérito de los goles que se dieron”.

Elogió al argentino José Pékerman que debutó como entrenador de Colombia.

“Es temprano para hablar de un progreso, pero sí es un buen inicio y esperamos seguir así. Es una persona muy humilde, el decir que los dos técnicos anteriores dejaron el proceso y él simplemente llega a aportar, es algo que no todos los técnicos hacen”.