¡Brasil asusta!

La FIFA está consternada por los atrasos en las obras para organizar la Copa del Mundo en 2014
¡Brasil asusta!
Bebeto participa en la campaña de prevención de accidentes en el Maracaná, sede del Mundial Brasil '14.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO, Brasil (AP/EFE).- El secretario general de la FIFA está consternado por los retrasos de Brasil en la construcción de infraestructura para recibir a los fanáticos que acudirán a la Copa del Mundo, y cree que el país está más preocupado por ganar el torneo de 2014.

Jerome Valcke dijo que visitará Brasil la próxima semana para presionar al comité organizador para que tome acción inmediata y garantice que no habrá caos en la transportación y alojamiento durante el Mundial.

“El gran problema que tenemos en Brasil es que hay muchas cosas que no están en marcha”, indicó Valcke.

“No entiendo porqué las cosas no están en marcha. Los estadios están atrasados, y ¿por qué está todo tan atrasado?”.

“Tendremos un Mundial en 2014. La preocupación es que no se está haciendo nada para recibir a tanta gente porque el mundo quiere ir a Brasil. Lamento decirlo, pero las cosas no están funcionando en Brasil”.

El mensaje del dirigente para Brasil fue: “Tienen que apurarse, poner la casa en orden y organizar este Mundial”.

Los retirados futbolistas Romario y Pelé han advertido que Brasil se arriesga a un papelón si no se apura en los preparativos.

La Copa del Mundo se realizará en 12 ciudades en todo el país.

Valcke cree que la prioridad de Brasil es ganar el Mundial y no el de organizar el Mundial.

“Creo que deben pensar como Sudáfrica, cuya prioridad era organizar el Mundial, no ganar el Mundial”.

El dirigente también mostró frustración por las discusiones interminables para aprobar la ley especial del Mundial, que según algunos legisladores le otorgaría demasiado poder a la FIFA.

“Debimos haber tenido estos documentos firmados en 2007, y ya estamos en 2012”, lamentó.

Sin embargo, Valcke insistió que no hay un plan de emergencia para que otro país organice el torneo.

Los exfutbolistas y campeones mundiales Ronaldo y Bebeto fueron la principal atracción de un acto sobre prevención de accidentes en la construcción civil organizado ayer en el Maracaná y al que acudieron unos 4 mil obreros, entre ellos los responsables de reforma del emblemático estadio.

La presencia de dos de los principales goleadores en la historia de la selección brasileña le garantizó un público masivo al acto organizado por el Tribunal Superior de Trabajo en medio de las obras del Maracaná, que será la sede de la final del Mundial que Brasil organizará en 2014.

Los dos exjugadores, en su condición de miembros del consejo administrador del Comité Organizador Local (COL) del Mundial, aprovecharon el evento para inspeccionar las obras de reforma del Maracaná y para animar a los obreros responsables de la remodelación del inmueble.

El consorcio responsable por las obras promete entregar el estadio el 28 de febrero de 2013, a tiempo para la Copa Confederaciones, que Brasil también organizará.

Ronaldo aprovechó la ocasión para referirse la importancia de la prevención de accidentes en su pronunciamiento ante los obreros.

Según estadísticas citadas por los organizadores del evento, Brasil, que en 2010 registró 54 mil 664 accidentes de trabajo con 2,500 muertes, es el cuarto país en que más se registran muertes en la construcción civil.

Los inspectores de la FIFA podrían toparse con una mala sorpresa la próxima semana cuando visiten el estadio Beira-Rio en Brasil, al encontrar una construcción vacía y una sede en peligro de ser excluida del Mundial de 2014.

La falta de garantías financieras para renovar el Beira-Rio obligó a detener las obras hace ocho meses, y si la situación continúa, la ciudad sureña de Porto Alegre podría tener problemas para hallar una nueva sede a dos años del torneo.

Un equipo de unas 40 personas de la FIFA y el comité organizador local va a visitar seis de las 12 ciudades sede la próxima semana, incluida Porto Alegre.