Villaraigosa va tras fondos de educación

Alcalde viajó a Washington con el Superintendente John Deasy
Villaraigosa va tras fondos de educación
Foto de archivo del alcalde Villaraigosa (centro). Deasy y Villaraigosa se reunieron ayer con el secretario de educación Arnie Duncan y sus homólogos de otras ciudades de la nación.
Foto: Archivo

Saber que existen 4,350 millones de dólares que el gobierno federal pondrá a disposición de la educación en algunos estados a través de la competencia Race to the Top, fue suficiente motivo para que el alcalde de la ciudad de Los Ángeles Antonio Villaraigosa y el superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD) John Deasy, viajaran inmediatamente a Washington DC para solicitar que no sea el estado sino los distritos escolares los que sean elegibles para solicitar ese dinero.

Con esta y un par de peticiones más Deasy y Villaraigosa se reunieron ayer con el secretario de educación de los Estados Unidos Arnie Duncan y con sus homólogos de las ciudades de Nueva York, el alcalde Michael Bloomberg y Rahm Emmanuel, alcalde de Chicago, en un foro para discutir sobre la mejor manera de reformar las escuelas públicas que en conjunto atienden a 2.5 millones de estudiantes, de los cuales 77 por ciento son de bajos recursos y un 88 por ciento pertenecen a grupos minoritarios, la mayoría de origen hispano en estos los tres distritos escolares más grandes del país.

“Nueva York , Los Angeles y Chicago, cada una tiene su propio sistema escolar. Pero nosotros tres entendemos que como alcaldes debemos involucrarnos en los asuntos de educación porque el estado saludable de una ciudad esta indiscutiblemente ligado con el estado de salud de las escuelas” , dijo Villaraigosa.

Durante el foro que sostuvieron los tres alcaldes con el secretario de educación, Duncan reconoció y aprobó que los distritos tengan elegibilidad independiente para solicitar dichos fondos federales.

“En estados como el mío (California), que ha apostado firmemente por la educación , nos deja a la ciudad – de Los Ángeles- la responsabilidad de buscar los fondos para el beneficio de nuestras escuelas”, subrayó Villaraigosa.

Por su parte Duncan se mostró entusiasmado de que su departamento pudiera aliviar los problemas financieros que tienen ahogados a distritos escolares como el de los Ángeles, el cual actualmente atraviesa por un déficit de 557 millones de dólares. Lo mantiene al LAUSD al borde de eliminar programas de educación temprana, de arte y de educación para adultos.

“El departamento tiene 550 millones disponibles para la próxima ronda de Race to the Top. Lo que estamos pidiendo a los distritos a cambio aún esta bajo consideración”, declaró Duncan.

Otro de los propósitos del viaje fue el solicitar el permiso para eliminar el programa No Child Left Behind (NCLB) en el LAUSD. Un programa que alrededor del país se reconoce que ha sido un fracaso luego de 10 años de estar en vigor.

NCLB tiene obligados a las distritos escolares a realizar pruebas estandarizadas que someten a los estudiantes a cumplir con puntuaciones que no necesariamente reflejan un crecimiento positivo en su desempeño escolar.

“NCLB ha impedido al LAUSD tener la capacidad de asignar fondos a las escuelas que más lo necesitan, ya que limitan a las escuelas en la manera en que se deben usar esos fondos federales”, dijo el alcalde a través de un comunicado.

Alrededor de la web