Romney se quema con latinos por atacar a Sotomayor

Falcón: “Olvidan que la jueza Sotomayor es un ícono para la comunidad latina. Es como si atacaran a Martin Luther King o a George Washington, para los negros y los blancos”
Romney se quema con latinos por atacar a Sotomayor
El nombramiento de la jueza del tribunal Supremo Sonia Sotomayor es utilizado como elemento de guerra entre los republicanos.
Foto: Archivo

A la comunidad latina estadounidense no le han sentado nada bien los recientes ataques del aspirante republicano a la candidatura por la presidencia de EE.UU., Mitt Romney, en los que se manifiesta en contra del nombramiento de la jueza Sonia Sotomayor.

La campaña de Romney emitió recientemente un mensaje radiofónico en el que atacaba a su rival en las primarias republicanas, Rick Santorum, por haber votado para que Sotomayor fuese elegida como jueza del Tribunal Supremo.

“Este ataque gratuito es una muestra más de que Romney y el Partido Republicano parecen interesados en dirigir todo el voto latino a Obama”, declaró Angelo Falcón, presidente del Instituto Nacional para Política Latina, con sede en Nueva York.

“Olvidan que la jueza Sotomayor es un ícono para la comunidad latina. Es como si atacaran a Martin Luther King o a George Washington, para los negros y los blancos”, agregó Falcón.

Por su parte, Juan Sepúlveda, asesor principal de asuntos hispanos del Partido Demócrata, también tronó contra el principal favorito a hacerse con la candidatura republicana por su ataque a Sotomayor. “Mitt Romney ha demostrado una y otra vez que va en busca de los votos del Tea Party, no los de los latinos”, declaró.

“Está claro que Mitt Romney no considera a la jueza Sotomayor un ejemplo a seguir sino un instrumento político que puede atacar si con eso consigue un voto”, añadió.

Una encuesta de Fox News, canal de televisión afin al Partido Republicano, reveló que si las elecciones fueran hoy, el 70% de los estadounidenses latinos con derecho al voto se lo darían al presidente Obama, frente al 14% que votaría por Romney.