México aprueba la creación de un registro de desaparecidos

La base de datos funcionará las 24 horas los 365 días del año y podrá ser consultado vía telefónica o a través de una página electrónica.

México (EFE).- El Senado de México aprobó una iniciativa que obliga al Gobierno federal a abrir una base de datos electrónica de personas extraviadas o desaparecidas, con el fin de dar seguimiento a los casos denunciados.

La medida, avalada por unanimidad, establece la creación del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas que permita su búsqueda sin importar su origen étnico o nacional, condición de género, discapacidad, condición social, de salud, religión o preferencias sexuales.

Este instrumento también permitirá organizar y concentrar la información de aquellas personas que “se encuentren en establecimientos de atención o resguardo, de las cuales se desconozcan sus datos”, explica un comunicado de la Cámara alta.

El registro funcionará las 24 horas los 365 días del año y podrá ser consultado vía telefónica o a través de una página electrónica, además contará con un espacios de buzón para recibir información proporcionada por la ciudadanía.

La iniciativa, impulsada desde hace un año por el senador Felipe González, del gobernante Partido Acción Nacional (PAN), ya fue aprobada por la Cámara baja y será enviada al Ejecutivo Federal para que se publique en el Diario Oficial de la Federación.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) registró de 2006 a abril de 2011 un total de 5,397 expedientes de personas reportadas como extraviadas o ausentes y cuenta con datos de 8,898 fallecidos aún sin identificar.

Con esta medida, la desaparición de una persona deberá ser comunicada de inmediato al Registro para que las autoridades se dediquen a buscarla.

Además, las autoridades, previa autorización de los denunciantes, podrán solicitar la colaboración de los medios de comunicación y de las empresas de telefonía móvil para difundir los casos.

González, presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Senado, destacó la importancia de contar con este nueva ley en un momento en que el país está inmerso en una ola de violencia por la acción del crimen organizado.

Para el senador izquierdista Valentín Guzmán, uno de los fenómenos que más “dramáticamente” ha aumentado es el de la desaparición de personas producto de actividades delictivas en auge como el secuestro, la trata de personas o el de las “personas levantadas” por la delincuencia organizada.