Esposan a niña por “grosera”

Estudiante fue sometida a un castigo excesivo y muy severo

DENVER, Colorado (EFE).- La familia de una alumna hispana de Denver, denunció que la joven, de 11 años, fue esposada y arrestada por negarse a hablar con la subdirectora del plantel en el momento que iba a buscar un abrigo al sentir frío en la cafetería escolar.

Según indicó Mireya Gaytán, su hija, Yajira Quezada, es alumna de sexto en la Escuela Shaw Heights, en Westminster que pertenece al Distrito Escolar 50 del condado Adams y tiene 635 estudiantes, de los cuales el 46 % es hispano.

Gaytán dijo que su hija fue trasladada hasta un centro de detención de menores por negarse a hablar con la subdirectora de la escuela, quien le había pedido explicaciones sobre por qué la alumna estaba caminando por los pasillos en vez de permanecer en la cafetería.

Según el reporte provisto por la Oficina del Alguacil del condado Adams, Quezada habría explicado que iba a buscar un abrigo y que “no tenía tiempo” para hablar con la subdirectora, quien consideró que la conducta de la alumna era “muy irrespetuosa”.

Aparentemente uno de los consejeros quiso intervenir, pero las autoridades escolares llamaron a la Oficina del Alguacil. Poco después, Quezada fue esposada y transportada en una patrulla hasta el centro de detención juvenil conocido como “The Link”, donde permaneció hasta la llegada de su madre.

La Oficina del Alguacil del condado Adams indicó que no podía realizar comentarios sobre el caso, aunque puntualizó que esposar a menores de edad es “un procedimiento de rutina” cuando se transporta a esos menores. Además, según la misma fuente, Quezada no enfrenta ningún cargo.

Steve Saunders, de la Oficina de Comunicaciones del Distrito Escolar 50, se limitó a informar que “los funcionarios analizarán lo sucedido”.

Quezada aseguró que su hija fue maltratada, tanto, que quedó con marcas en sus muñecas debido a las esposas que le colocaron.